Los humanos podríamos llegar a vivir un 25% más

Un nuevo estudio descubrió que matar las células causantes del envejecimiento de los ratones puede prolongar de la vida y una compañía de biotecnología cree que la misma técnica podría funcionar con los humanos.

Esta pionera investigación de Mayo Clinic descubrió que los ratones viven 25 por ciento más si las células estancadas, aquellas que ya no pueden reproducirse, se eliminaban de sus cuerpos.

Estos hallazgos no solo pueden ayudar a tratar enfermedades de los humanos asociadas con el envejecimiento, como glaucoma y artritis, también podrían prolongar la vida de los humanos.

Además, es importante mencionar que el experimento no solo alargó la vida de los ratones, también los hizo permanecer sanos durante más tiempo. 

Las células estancadas, o senescentes, estás asociadas, desde hace algún tiempo, al proceso de envejecimiento, pero hasta ahora no queda claro qué efecto tienen en el cuerpo.

Al usar técnicas de ingeniería genética moderna para eliminar células, los científicos pudieron comprobar que estas células tienen un efecto negativo.

El único lado negativo de eliminar las células senescentes de los ratones es que las heridas tardan más en sanar, lo que no nos sorprende, ya que estas células desempeñan un papel importante en la formación de cicatrices. 

La compañía de biotecnología Unity Biotechnology, puesta en marcha recientemente, espera usar este descubrimiento para crear drogas que ralenticen el proceso de envejecimiento en los humanos.

Esta investigación fue publicada en la revista Nature.

Créditos de la imagen: Jochen Tack / imageBROKER/REX