Los disturbios raciales que dieron origen al carnaval más famoso del Reino Unido

image

Una década después de la finalización de la Segunda Guerra Mundial, y debido a la grave crisis que afectó a prácticamente todo el planeta, fueron continuos los movimientos migratorios de cientos de miles de personas sin recursos de unos países a otros, en busca de un empleo y un futuro mucho mejor que el que les podía ofrecer su propia nación.

Estados Unidos, Australia, Francia, Alemania, Suiza y Reino Unido, además de los países que corforman Escandinavia, fueron los que recibieron el mayor flujo de inmigrantes. Personas de otras culturas, religiones y razas que deseaban empezar de cero en sus nuevos destinos, pero que a menudo se encontraron con la reticencia por parte de algunos autóctonos que no veían con buenos ojos que sus poblaciones se llenasen de extranjeros y que encima éstos pudiesen quedarse los empleos.

Fue así como surgieron algunos brotes de violencia xenófoba en un buen puñado de ciudades, entre ellas Londres, donde barrios populares como Notting Hill se habían llenado de inmigrantes, multiplicándose por tres el número de personas que aquel lugar podía absorber, viviendo varias familias numerosas hacinadas en pequeños pisos. Muchas eran las nacionalidades y orígenes de los recién llegados a Londres, pero hasta Notting Hill lo hicieron en un gran número personas procedentes de las Antillas caribeñas.

En 1958, Oswald Mosley, líder de la Union Movement el partido político resultante de la extintaUnión Británica de Fascistas, se dedicó a caldear el ambiente londinense animando a los ingleses a revelarse en contra de la invasión y masificación de extranjeros que había recibido el Reino Unido y gritando la consigna ‘Mantén Gran Bretaña Blanca’ (Keep Britain White).

A las protestas de este movimiento xenófobo se unió un grupo de jóvenes conocidos como ‘Teddy Boys’ y que destacaban por su vestimenta al más puro estilo de inicios del siglo XX y su inconformismo e indignación hacia la sociedad británica en general. Aunque la mayoría pertenecían a familias de buena posición, entre ellos había algún que otro joven de clase trabajadora.

La última semana de agosto de 1958 una serie de protestas e incidentes raciales comenzaron a tener lugar en los suburbios y barrios de amplia presencia de inmigrantes en los que fueron continuos los enfrentamientos. Los Teddy Boys formaron parte de esas peleas callejeras y se calcula que fue un grupo superior a trescientos miembros los que se presentaron en Notting Hill y estuvieron envueltos en un buen número de altercados que tuvieron lugar durante las dos siguientes semanas.

image

Gracias al empeño y mediación de Claudia Jones, una destacada líder afroamericana de los movimientos sociales y fundadora de un periódico anti-racista, los disturbios no fueron a más y la mayoría del colectivo extranjero no cayó en las provocaciones.

Jones sabía que gran parte de esa repulsa racista por parte de algunos británicos venia por el desconocimiento y tenía el convencimiento de que si acercaba la cultura de los colectivos de inmigrantes a la población podrían convivir en armonía.

Para ello organizó una fiesta de carnaval que se celebraría el 30 de enero de 1959 y donde se mostraría el carácter festivo y cultural de las personas originarias de las Antillas. Debido al frío que hacía en aquellos días se decidió realizarlo en el interior de un local, eligiéndose el ayuntamiento del barrio de Camden Town. Gracias a sus buenas gestiones consiguió que la BBC lo retransmitiese en directo.

Al pie de los panfletos que anunciaban la fiesta de carnaval figuraba que todo el dinero recaudado en la misma sería destinado para pagar las multas que la autoridad había interpuesto tanto a los jóvenes de raza blanca como negra. Este gesto fue muy valorado por el resto de la comunidad.

La fiesta fue un éxito y se repitió la experiencia en los años sucesivos. Cinco años después el carnaval había adquirido un significativo carácter festivo en el que participaban cada vez más personas de distintas procedencia, trasladándose al último lunes del mes de agosto (y los dos días que lo preceden) y a Notting Hill, como conmemoración a los disturbios raciales de 1958.

[Te puede interesar: 12 de junio: Loving Day, día del amor interracial]

A día de hoy es el de Notting Hill es el carnaval más importante no solo de Londres, sino del Reino Unido, y uno de los que más personas atraen en toda Europa. Cerca de cincuenta mil son las que desfilan cada año y alrededor de dos millones y medio los turistas y curiosos que hasta allí se acercan durante los tres días de fiesta, desfiles y jolgorio.

Fuentes de consulta: thelondonnottinghillcarnival / standard

Fuente imagen de cabecera: Hibri Marzook /Flickr


Post publicado originalmente para Yahoo! Noticias España el 11/2/2015: https://es.noticias.yahoo.com/blogs/cuaderno-historias/disturbios-raciales-dieron-origen-carnaval-mas-famoso-reino-unido-131621415.html