Los cortesanos extasiados de Palomo Spain

Por Anna PELEGRI
1 / 4
Un modelo presenta un diseño de la firma Palomo Spain durante la Semana de la Moda de París, el 19 de enero de 2020

Palomo Spain se sumó este domingo a la tendencia festiva de la Semana de la Moda masculina de París, con un desfile extravagante en el que aludió a todas las formas del éxtasis.

La joven firma española, que diseña para el hombre a la vez que capta clientas como Rosalía y Madonna, presentó una colección viva en colores, osada en formas y generosa en estampados, en un local vetusto de un barrio popular del norte de París.

"Quise hacer lo opuesto que hasta ahora", comentó a la prensa su fundador, Alejandro Gómez Palomo, en alusión a los suntuosos escenarios que hasta ahora había elegido para sus pases, como la embajada española.

A ritmo de música de discoteca, típica de la "Ruta del Bakalao" española, el desfile de Palomo Spain se abrió con el andar pausado de un modelo vestido impecable de negro, cuello blanco y abanico.

Pero la sobriedad dejó rápidamente paso a la extravagancia característica de este diseñador de 27 años, que combinó modernidad con prendas de siglos pasados.

Abrigos aterciopelados con motivos florales se llevan por encima de camisones blancos con encajes y botas de nieve. La gorguera irrumpe en esta colección, así como las chaquetas de mangas abombadas o de hombros puntiagudos, que confieren a los modelos aires de cortesanos contemporáneos.

La propuesta de Palomo es como de costumbre marcadamente gay y transgénero, si bien el cordobés siempre ha defendido que él la diseña su ropa para "quien se la quiera poner".

- Entre el cielo y la Tierra -

Tras el desfile, el diseñador, formado en la Escuela de Moda de Londres, indicó que en su nueva colección "quería abordar el éxtasis desde la influencia católica y desde la droga y la cultura rave".

Las obras de El Greco y sus personajes religiosos que se "extasían cuando parecen tocar el cielo" inspiraron por ejemplo los bordados clásicos de los abrigos, así como unos 'looks' formados por una chaqueta acampanada y unos pantalones tipo bermudas exageradamente grandes y anchos.

Estos conjuntos "hacen referencia a los dos personajes en primer plano de 'El entierro del conde de Orgaz'", célebre obra del pintor nacido en Creta a mediados del siglo XVI, dijo el diseñador.

El pase se cerró a modo de procesión, con un modelo balanceando un incensario y otros portando cirios, siempre en un ambiente de fiesta nocturna, con música martilleante.

Palomo, que cuando debutó en París hace dos años confesó a la AFP haber confeccionado su colección más sobria para que la capital de la moda le "tomara en serio", parece así haber ganado en confianza para mostrar el auténtico ADN de su firma fundada en 2015 en su pequeño pueblo de Posadas.

Y no defraudó, al juzgar por los aplausos entusiastas que le brindó el público y también -hecho menos habitual- los modelos al acabar el desfile entre bastidores.

- Los hombres quieren pasarlo bien -

El pase de Palomo Spain se celebró en el último día de la Semana de la Moda masculina, en la que los diseñadores parecieron coincidir en al menos una cosa: pese a una actualidad "deprimente", según el británico Kim Jones, director artístico de Dior hombre, la moda también tiene ganas de pasárselo bien.

Así lo reflejaron además firmas como Issey Mikaye, Y/Project y Loewe. Y aunque el británico Craig Green no aludió a la fiesta en su debut de este domingo en la pasarela parisina, sus sorprendentes diseños coloridos que envuelven al hombre no dejaron de divertir a los asistentes.