Los cien geoparques nacionales más bellos del mundo


Qué son los geoparques nacionales

El rico y diverso patrimonio geológico mundial y la visita a lugares de belleza sin igual, acompañados de otras ofertas culturales, gastronómicas y ambientales, convierten a los geoparques nacionales en un atractivo científico y turístico en auge.

Además de contribuir a proteger el patrimonio geológico más emblemático y bello del mundo, los geoparques nacionales promueven el conocimiento ambiental, en particular los riesgos geológicos como volcanes, terremotos y tsunamis; ayudan a preparar las estrategias de mitigación de desastres; fomentan el uso de prácticas y empleos sostenibles, como las energías renovables; y recuerdan la relación de la zona con los 4.600 millones de años de historia del planeta y sus cambios geológicos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) empezó a promocionar los geoparques nacionales en 1999. En la actualidad, se organizan en una Red Mundial de Geoparques Nacionales, así como en redes regionales, como la Red Europea de Geoparques. Cada geoparque puede solicitar a la Red incorporar la marca "Global Geopark", un sello de calidad que le distingue a nivel mundial como un lugar de referencia por dichos valores.


Una Red Mundial con cien geoparques nacionales

La Red Mundial de Geoparques incluye un total de cien geoparques. Mientras que en un primer momento se concentraban en Europa y en China, en los últimos años la iniciativa se ha extendido a todo el mundo hasta lograr una auténtica red global en todos los continentes.

En concreto, los cien geoparques se ubican en 29 países de todo el mundo. China es el país con mayor número de geoparques nacionales designados, con un total de 29. El siguiente país del mundo con más geoparques nacionales es Italia, con 9. El resto de geoparques se distribuye en Alemania, Austria, Brasil, Canadá, Corea, Croacia, Eslovaquia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Indonesia, Irlanda, Italia, Japón, Malasia, Noruega, Polonia, República Checa, Reino Unido, Rumanía y Vietnam.

España es el tercer país del mundo en número de geoparques nacionales registrados: Cabo de Gata-Níjar, Cataluña Central, Costa Vasca, Maestrazgo, Sierra Norte de Sevilla, Sierras Subbéticas, Sobrarbe y Villuercas-Ibores-Jara.


Los diez geoparques más recientes

La última reunión de los responsables de la Red de Geoparques acordaba la incorporación de diez nuevos miembros de Alemania, Austria, China, Italia, Japón, Países Bajos, Portugal, Eslovenia, Turquía y Uruguay. Los nuevos geoparques son los siguientes:

Azores (Portugal): ubicado en la triple unión de las placas tectónicas de América del Norte, Eurasia y África, su peculiar geomorfología está modelada por fuerzas volcánicas.

Grutas del Palacio (Uruguay): las rocas del basamento cristalino del Cratón del Río de la Plata, donde se ubica este geoparque, constituyen un paisaje montañoso característico.

Hondsrug (Holanda): es un vestigio de un "Saalian", un complejo con agua de deshielo glacial con crestas y valles por debajo de la capa de hielo visibles en el paisaje.

Idrija (Eslovenia): contiene gran gran cantidad de recursos minerales gracias a su fractura en la corteza de la Tierra, una de las más marcada en los Alpes del sur.

Islas Oki (Japón): sus extensas rocas volcánicas alcalinas son extremadamente raras, lo que, junto a la erosión costera, ha creado un paisaje impresionante con numerosas cuevas marinas y acantilados litorales.

Karawanke/Karawanken (Eslovenia/Austria): esta cadena montañosa de los Alpes posee una historia geológica de unos 500 millones de años y un rico patrimonio minero.

Kula (Turquía): su paisaje lo forman conos volcánicos y coladas de lava de la era Cuaternaria. Algunas de las capas de cenizas volcánicas muestran huellas fósiles de los humanos prehistóricos.

Sennongjia (China): conocido como el "techo del centro de China", posee seis montañas de más de 3.000 metros de altura y diversos restos fósiles de interés arqueológico y paleontológico.

Sesia-Val Grande (Italia): tanto su superficie como su interior ofrecen enormes atractivos turísticos para los amantes de la montaña y la espeleología.

Yanqing (China): unas pintorescas formaciones de estratos verticales, el acantilado más grande de China o huellas de dinosaurio son algunos de los atractivos de este espectacular geoparque.