El incendio en la isla española de Gran Canaria queda "contenido"

1 / 2
Un helicóptero sobrevuela la zona afectada por los incendios forestales en la isla española de Gran Canaria, en el océano Atlántico, el 12 de agosto de 2019

El incendio que afectó 1.500 hectáreas desde el sábado en la isla española de Gran Canaria quedó "contenido" la noche del lunes, aunque una gran cantidad de medios seguían luchando contra las llamas, anunciaron las autoridades.

"El presidente [regional] de Canarias informa que el fuego está contenido en el mismo perímetro", informó en un tuit la noche del lunes el servicio de emergencias 112 de Canarias, tras una conferencia de prensa organizada en este archipiélago situado en el océano Atlántico, frente a las costas africanas.

El responsable técnico de los servicios de emergencia de Gran Canaria, Federico Grillo, había precisado por la mañana que el perímetro del incendio era de 23 kilómetros.

"El trabajo de contención ha dado sus frutos y los augurios son buenos", celebró el presidente regional, Ángel Víctor Torres, citado en el tuit de 112 Canarias.

"No hay ni llamas ni humo pero quedan brasas que se pueden reactivar por el viento, con rachas de más de 50 Km/hora, que disminuirá a partir de las 5 de la mañana", advirtieron no obstante las autoridades en Twitter.

En los próximos días se espera la llegada de una ola de calor, lo que podría complicar las labores de extinción del incendio.

"Todos los efectivos se mantienen activados y durante la noche permanecerán trabajando 230 efectivos terrestres", señaló el presidente regional.

El fuego, declarado el sábado en el municipio de Artenara, en el interior de esta turística isla volcánica, generó la evacuación de un millar de personas y ha amenazado la pintoresca población de Tejeda, pero no provocó ningún herido.

Torres lamentó que "el daño al patrimonio" de la isla haya tenido origen en "una imprudencia y una temeridad humana".

La Guardia Civil detuvo el sábado al presunto responsable del incendio, que lo habría provocado al utilizar un aparato para soldar, según las autoridades locales.

Trece aviones y helicópteros trabajaron el lunes en un frente de cinco kilómetros, considerado "la cabeza del incendio".

España, segundo destino turístico a nivel mundial, sufre cada verano numerosos incendios forestales debido a su clima árido.

El gobierno regional destacó en un comunicado que la industria del turismo "no se vio afectada por el incendio", situado lejos de las zonas turísticas. Ningún complejo hotelero está amenazado y no hubo retrasos en los vuelos, añadió.