Los amigos sí importan: las relaciones entre ricos y pobres reducen la desigualdad

·6 min de lectura
Los amigos que rompen las divisiones de clases son un indicador importante de movilidad económica y podrían ser claves para aliviar la desigualdad. (Getty Images).
Los amigos que rompen las divisiones de clases son un indicador importante de movilidad económica y podrían ser claves para aliviar la desigualdad. (Getty Images).
  • La amistad en la juventud entre individuos de diferentes clases económicas en Estados Unidos está significativamente asociada con la movilidad económica adulta, según una investigación publicada en Nature.

  • Los hallazgos se basan en el análisis de los datos de 21.000 millones de contactos en Facebook.

  • Las personas obtienen oportunidades laborales, información y normas de comportamiento de sus redes. Su desempeño depende en gran medida de sus amigos y conocidos.

El viejo dicho: “Dime con quien andas y te diré quién eres” terminó siendo cierto al final de todo, según una extensa investigación que incluyó 21.000 millones de conexiones de Facebook y determinó que en el éxito económico pesa mucho las personas con las que te relacionas durante tus estudios.

El estudio, publicado en Nature y en el que se evaluó información confidencial del 84% de los adultos estadounidenses de 25 a 44 años, encontró que los niños pobres que crecieron con amigos ricos tenían, en ingresos promedio, al menos 20% más altos que otros niños pobres.

Académicos de varias de las principales universidades estadounidenses, como Harvard, la Universidad de Nueva York y Stanford, colaboraron en el informe.

En "Capital social I: medición y asociaciones con la movilidad económica", la profesora de economía pública Raj Chetty y su equipo usaron los datos protegidos por privacidad de Meta, anteriormente conocido como Facebook, para construir y analizar distintas medidas de capital social para cada código postal, escuela secundaria y universidad en Estados Unidos.

“Lo que realmente importa son las interacciones que influyen en las personas”, dijo Chetty, quien también es directora de Opportunity Insights, que utiliza el big data para estudiar las oportunidades económicas. En 2018, el grupo publicó el Opportunity Atlas, que analizó el panorama nacional de la movilidad económica e indicó una variación significativa en los resultados de la movilidad en los distintos vecindarios estadounidenses.

De hecho, los investigadores encontraron que las amistades entre personas ricas y pobres son una métrica más importante para determinar la movilidad económica ascendente que otras formas de capital social como tener padres ricos o asistir a escuelas de alta calidad.

“Las personas obtienen oportunidades laborales, información y normas de comportamiento de sus redes y, por lo tanto, sus resultados dependen en gran medida de sus amigos y conocidos”, explicó Matthew Jackson, profesor de economía en la Universidad de Stanford y uno de los autores principales del informe.

Gráfico de conexiones económicas del Atlas de Capital Social del Condado de Mason, estado de Kentucky. (Cortesía de Opportunity Insights)
Gráfico de conexiones económicas del Atlas de Capital Social del Condado de Mason, estado de Kentucky. (Cortesía de Opportunity Insights)

De particular importancia en los últimos hallazgos es lo que Chetty llama "interacción entre clases", es decir, las relaciones entre niños de diferentes grupos socioeconómicos. Esto está “muy relacionado con las posibilidades de los niños de salir de la pobreza y su movilidad económica”, dijo.

Y no se trata de que te ofrecerán mejores trabajos porque conozcas a gente adinerada, sino de crecer interactuando con personas que han estudiado y han logrado una situación de bienestar económico.

“Moldea tus aspiraciones. Da forma a las cosas en las que piensas, las trayectorias profesionales que piensas seguir. Si nunca has conocido a nadie que haya ido a la universidad, probablemente no pienses en postularte para la universidad o postularte para un lugar como Harvard”, expresó la investigadora.

Pero tan poco basta con crear clases más diversas ni hacer que los niños de distintos estratos sociales tomen el mismo autobús. Se trata de la interacción que ocurre en la escuela secundaria, en las universidades y en los vecindarios.

En su segundo artículo, “Capital social II: Determinantes de la conexión económica”, Chetty y los otros investigadores se preguntaron qué determina esas conexiones sociales. Y la respuesta es que en las escuelas y universidades es más probable que te relaciones con personas que se parezcan a ti, que con personas de una clase social diferente.

La organización no gubernamental Brookings resumió los hallazgos del estudio de la siguiente manera:

1. Los grupos de amigos tienen un fuerte componente de clases, especialmente entre los que estratos socioeconómicos altos.

Las personas tienden a tener amigos de un nivel socioeconómico similar, especialmente en la parte superior de la escala social.

2. Los ricos hacen amigos en la universidad, los más pobres se relacionan con sus vecinos.

Las personas un nivel socioeconómico más bajo conocen una proporción cuatro veces mayor de amigos en sus vecindarios (códigos postales residenciales) en comparación con las personas con el nivel socioeconómico más alto.

3. La región del Medio Oeste estadounidense es más amigable que el Noreste.

El noreste generalmente tiene una alta exposición pero también un alto sesgo de amistad, eso significa que las personas con nivel socioeconómico bajo y alto están relativamente bien integradas en las escuelas y los vecindarios, pero tienden a entablar amistad entre sí en tasas más bajas.

4. La conectividad económica es la única forma de capital social que impulsa la movilidad.

Chetty y sus colegas examinaron tres tipos de capital social: La conexión económica, basada en las relaciones de las amistades a través de las clases; la cohesión social, basada en los lazos sociales dentro de las comunidades; y la participación cívica, expresada por las tasas de voluntariado. Sorprendentemente, encontraron que solo la primera forma de capital social, la conexión económica, está asociada con tasas más altas de movilidad económica.

5. De hecho, la conectividad económica impulsa la movilidad más que cualquier otra cosa.

Luego de un análisis cuidadoso que estudió la relevancia de varios factores, encontraron que la conexión económica es un indicador más fuerte de movilidad ascendente que cualquier otro elemento.

6. Para la movilidad ascendente, es mejor vivir en un lugar más conectado que en un lugar más rico.

Eso quiere decir que las tasas de movilidad están más influenciadas por el grado de conexión económica en un barrio que por otros factores, como la desigualdad, la segregación o los ingresos.

7. Los sesgos amistosos y la segregación económica contribuyen igualmente a la falta de conexión.

La conclusión es que tanto el sesgo de exposición como el de amistad siguen siendo un fuerte predictor de los efectos causales de los condados en la movilidad ascendente, “lo que implica que mudarse a un lugar con mayor exposición o menor sesgo de amistad a una edad más temprana aumenta los ingresos en la edad adulta de los niños que crecen en familias de bajos ingresos”.

Fuentes: Nature, WeForum, Brookings, The Harvard Gazette.

También te podría interesar:

(Video) 10 consejos para hacerte rico