Los 6 ejercicios que hace todos los días una neurocientífica para desarrollar fortaleza mental

·4 min de lectura
La fortaleza mental, como la forma física, es algo que tienes que entrenar. Foto: Getty Images.
La fortaleza mental, como la forma física, es algo que tienes que entrenar. Foto: Getty Images.

La neurocientífica y profesora de Psicología y Ciencias Neuronales de la Universidad de Nueva York, Wendy Suzuki, compartió en CNBC los seis ejercicios que practica diariamente para desarrollar fortaleza mental, lidiar con la ansiedad y el estrés y desarrollar resiliencia, que es la capacidad de adaptación ante situaciones adversas con un saldo positivo.

Para Suzuki, autora del libro "Ansiedad buena: Aprovechando el poder de la emoción más incomprendida", la forma más poderosa de lidiar con la ansiedad es trabajar constantemente para desarrollar resiliencia y fortaleza mental, como si se tratara de músculos en un gimnasio. Esto no solo nos llena de herramientas para enfrentarnos a emociones y situaciones difíciles, sino que aprendemos a apreciar la experiencia y los aprendizajes de nuestros propios errores.

Aquí te compartimos los seis ejercicios que practica la neurocientífica cada día:

1. Visualiza resultados positivos

Escoge un momento del día para pensar en las cosas que te preocupan, ya sea algo tan importante como la salud de tu hijo, un cambio de trabajo o un tema económico, o cualquier otro asunto de menor importancia. Cuando las traigas a tu mente, visualiza el mejor resultado posible, tan bueno que tú mismo te sorprendas. Hacer este ejercicio diariamente, de acuerdo con la experta, ayuda a desarrollar el 'músculo' de esperar siempre resultados positivos e incluso abre tu mente a incontables posibilidades en cada situación a la que te enfrentes.

2. Convierta la ansiedad en progreso

Como explica Suzuki en su libro, la ansiedad no siempre tiene que ser mala y muchas veces podemos usarla a nuestro favor. Si la emoción principal que te genera la ansiedad es ira, úsala para impulsarte, motivarte y recordar lo que es importante; si es miedo, aprovecha para tomarte con mayor seriedad y reflexión tus decisiones, y puede que encuentres oportunidades de cambio; la tristeza puede ayudarte a cambiar de entorno y revisar tus prioridades, y la preocupación sirve de motor impulsor para revisar tus planes y objetivos.

¿Deprimida? Prueba a perderte en la naturaleza, algo que tiene efectos muy positivos en nuestro cerebro y nuestra salud mental.
¿Deprimida? Prueba a perderte en la naturaleza, algo que tiene efectos muy positivos en nuestro cerebro y nuestra salud mental.

3. Prueba algo nuevo

Probar cosas nuevas tiene un beneficioso efecto en nuestro cuerpo y nuestro cerebro. Si no te gusta salir mucho de casa o no eres una persona muy sociable como para apuntarte a actividades con otras personas, las facilidades actuales que nos brinda internet te vendrán de maravilla.

No tienes que hacer un entrenamiento físico extenuante o realizar una actividad demasiado compleja, con que sea algo diferente y que te saque un poco de tu zona de confort ya habrás ganado.

4. Comunícate

Cuando estamos bajo mucho estrés o ansiedad, uno de los antídotos más eficaces es reforzar la sensación de que no estamos solos. Para eso, es importante mantenerse conectado con la familia y los amigos, e intentar fomentar relaciones positivas.

"Cuando sufrimos una pérdida u otras formas de angustia, es natural retirarse. Incluso vemos este tipo de comportamiento en animales que están de luto. Sin embargo, también tienes el poder de empujarte hacia el abrazo amoroso de aquellos que pueden ayudarte a cuidarte", explica la experta.

5. Recordatorios positivos

Al principio y al final de tu día, comparte mensajes positivos contigo mismo. Si te sientes mal, inseguro, triste o ansioso por algo, piensa en lo que te diría alguien a quien quieres y que siempre ve lo bueno en ti. Puedes pensar o decir en voz alta cosas positivas sobre tu físico, tus capacidades, tu trabajo.

6. Sumérgete en la naturaleza

Pasar tiempo en la naturaleza tiene efectos muy positivos en nuestro cerebro y nuestra salud mental, y esto no solo lo comprueba el bienestar que sentimos cuando lo hacemos, sino que lo han demostrado estudios científicos.

Para disfrutar de estos beneficios no necesitas escalar una montaña o adentrarte en una agotadora caminata en un bosque remoto. Cualquier entorno con vegetación natural o un parque tranquilo lleno de árboles funcionará bien. Aprovecha para respirar, relajarte, desconectar; tomar conciencia de tu alrededor a través de los sentidos –olores, sonidos, visiones– actúa como una especie de restauración de energía.

VIDEO | Meditación contra el estrés laboral, una moda en auge en China

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente