¿A los 20? ¿A los 30? ¿Cuándo alcanzamos nuestro pico de inteligencia?

¿Cuándo alcanzamos nuestro pico de inteligencia? | imagen Pixabay

Los años no pasan en balde. Es un hecho incontestable que la edad influye en nuestro físico y, por supuesto, en nuestras habilidades cognitivas. Olvidamos cosas, reaccionamos más lentamente y descubrimos que algunas tareas, antes sencillas y rápidas de realizar, se vuelven algo más complicadas con el paso del tiempo.

Este ineludible declive de nuestras facultades plantea cuestiones interesantes, muchas de las cuales permanecen aún abiertas: ¿Cuándo comienza ese descenso?, ¿Cuándo alcanzamos nuestro punto máximo?, ¿Qué ocurre con la sabiduría y la experiencia adquiridas con la edad?, ¿A qué edad conseguimos el equilibrio adecuado entre capacidad cognitiva y experiencia?

Tradicionalmente se ha considerado que cuando cumplimos la veintena de edad estamos entrando en el tramo óptimo de nuestras facultades cognitivas y que a partir de ese momento, el descenso será lento pero irremediable. Sin embargo, esta semana la divulgadora científica Sabrina Stierwalt ha publicado un podcast en Scientific American, respondiendo a algunas de estas preguntas y desvelando que el tema no es tan simple como parece.

Las dificultades aparecen desde el inicio, incluso al acercarnos a un concepto único de “inteligencia”. Lo que popularmente conocemos como “inteligencia” no es una sola habilidad sino la suma de numerosas facultades cognitivas que no se desarrollan al mismo tiempo y que tampoco decaen de manera simultánea. Los expertos hablan de diferentes tipos de inteligencia, así poseemos la inteligencia fluida que se expresaría en nuestra capacidad de pensar rápidamente, resolver nuevos problemas e identificar patrones, pero también contamos con lo que los psicólogos denominan inteligencia cristalizada, que refleja nuestro conocimiento aprendido y nuestra capacidad para relacionarnos con nuestro entorno. Incluso dentro de estas categorías, las facultades se desarrollan y alcanzan su punto máximo a diferentes edades.

En un estudio, publicado en la revista Psychological Science, un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) descubrió que incluso diferentes aspectos de la inteligencia fluida alcanzan su punto máximo en diferentes edades. Además, encontraron que no hay una edad en la que incluso la mayoría de las capacidades de nuestro cerebro estén en su punto máximo.

Diferentes habilidades cognitivas y su declive | imagen Hartshorne & Germine

En 2011, un estudio mostró que, por ejemplo, la capacidad de reconocer rostros mejora hasta principios de los años 30 antes de comenzar a disminuir gradualmente. Este hallazgo no encajaba en la teoría de que la inteligencia fluida alcanza su punto máximo en la adolescencia tardía. Casi al mismo tiempo, otros investigadores descubrieron que el rendimiento de los sujetos en una tarea de memoria visual a corto plazo también alcanzaba su punto máximo a principios de los años 30.

En las últimas décadas, cada vez más estudios confirman que el declive de nuestras facultades cognitivas no es uniforme y que las diferentes capacidades, como memoria a corto plazo, memoria de trabajo o memoria a largo plazo, alcanzan su punto más eficaz a diferentes edades y que algunas, como la expresión o sistemas de compresión se mantienen intactas hasta edades bien avanzadas. Como ejemplo: para la capacidad de evaluar los estados emocionales de otras personas, el pico se produjo mucho más tarde, con 40 o 50 años.

Están representadas las medianas (línea central), los rangos intercuartílicos (recuadros) y los intervalos de confianza del 95%. Las siglas corresponden a: WM = Memoria de trabajo (prueba inmediata después de cada prueba); STM = Memoria a corto plazo; LTM = Memoria a largo plazo | imagen Hartshorne & Germine

Para conseguir los resultados que podéis observar en las infografías de este artículo, los investigadores reunieron datos procedentes de diferentes experimentos (muestras WAIS-III y WMS-III) entre un total de casi 50.000 estadounidenses sanos, sin deterioro cognitivo, reclutados en ubicaciones geográficamente diversas, con edades entre 16–89 años, a los que pusieron a prueba con numerosas tareas como proporcionar definiciones de palabras, responder preguntas de conocimiento general, comprensión de por qué suceden las cosas, resolver problemas aritméticos, listas memorizadas, etc.

Evolución de diferentes habilidades cognitivas | imagen Hartshorne & Germine

Este estudio, el mayor realizado hasta la fecha, desmonta la idea generalizada de que el pico de inteligencia fluida se alcanza en la adolescencia, a los 20 años, y nos muestra un panorama mucho más amplio en el que diferentes capacidades se desarrollan y decaen a diferentes edades.

Referencias científicas y más información:

Joshua K. Hartshorne & Laura T. Germine “When does cognitive functioning peak? The asynchronous rise and fall of different cognitive abilities across the lifespan” Psychol Sci. 2015 Apr; 26(4): 433–443. DOI:10.1177/0956797614567339

Anne Trafton “The rise and fall of cognitive skills” MIT News

Sabrina Stierwalt “When Does Your Intelligence Peak?” Scientific American