Londres señala que Rusia "falla en todos sus objetivos militares", pero amplía ataques a civiles

·5 min de lectura
© Evgeniy Maloletka/AP

El Ministerio de Defensa de Reino Unido, que monitorea la guerra en Ucrania, indicó este 18 de septiembre que Rusia actualmente "falla en todos los objetivos estratégicos militares". Sin embargo, alerta que, ante el avance de las fuerzas locales, las tropas de Moscú han extendido sus ataques contra infraestructura civil y es probable que amplíen aún más su rango de embestidas. Entretanto, los ucranianos que retornan a las ciudades recuperadas intentan hallar a sus muertos.

Rusia ha reaccionado a sus reveses militares en la última semana con el aumento de ataques contra infraestructura civil, incluso si no tienen ningún impacto militar, según el último informe de inteligencia del Ministerio de Defensa británico difundido este domingo 18 de septiembre.

Londres, que monitorea el curso de la guerra, indica que la medida de Moscú tiene la intención de "destruir la moral del pueblo ucraniano".

El Kremlin golpea con mayor fuerza a zonas civiles tras los grandes avances de las fuerzas locales, que en las últimas semanas han recuperado más de 8.000 kilómetros cuadrados de territorio, especialmente en la provincia nororiental de Járkiv.

"Desde el principio, dijimos que se trataba de un error estratégico del presidente (Vladimir) Putin y que los errores estratégicos tienen consecuencias estratégicas. Y en este caso, es un fracaso estratégico. Putin está fallando en todos sus objetivos estratégicos militares. Quería subyugar a Ucrania, eso no va a suceder", aseguró el jefe del Estado Mayor de Defensa de Reino Unido, el almirante Tony Radakin.

El experto explicó que Moscú fracasó en su intento, al inicio de la guerra, en tomar el control de Kiev, la capital. También pretendió debilitar a la OTAN, incluso su extensión en Europa del Este fue uno de los motivos con los que el Kremlin justificó el envío de tropas a su vecina nación. Sin embargo, la alianza luce más fuerte que antes del conflicto, con las adhesiones de Finlandia y Suecia.

No obstante, Radakin remarcó que en medio de las represalias rusas es probable que las tropas invasoras amplíen aún más su rango de objetivos civiles y el conflicto "continúe durante mucho tiempo".

Ante este panorama, el mandatario estadounidense Joe Biden instó a su homólogo ruso a no utilizar armas nucleares o químicas para responder a los retrocesos de sus soldados en suelo ucraniano.

"No lo hagas. No. Cambiaría el rostro de la guerra a diferencia de cualquier cosa desde la Segunda Guerra Mundial", declaró Biden.

El líder de la Casa Blanca advirtió que, en caso de hacerlo, la respuesta de Washington sería "consecuente".

Putin promete cumplir sus objetivos en Ucrania: "No tenemos prisa"

Ni las advertencias ni los retrocesos de sus tropas parecen hacer desistir a Putin de los objetivos de ocupación de su exaliada en la desaparecida Unión Soviética, ahora cercana a Estados Unidos y la Unión Europea, de la que ha obtenido la candidatura para convertirse en país miembro.

Este fin de semana, en medio de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái, en Uzbekistán, el primer ministro de India, Narenra Modi, le pidió a Putin un pronto fin del conflicto. Sin embargo, el dirigente ruso afirmó que hará "todo lo posible para terminar con esto lo antes posible", mientras acusaba a Kiev de rechazar las negociaciones.

Sin embargo, poco después, en rueda de prensa, el mandatario ruso dijo que "no tenemos prisa" para terminar su campaña. Advirtió que Moscú podría intensificar sus ataques contra la infraestructura vital del país si las fuerzas ucranianas apuntan a instalaciones en Rusia.

Además, el jefe de Estado ruso -que lanzó la guerra el pasado 24 de febrero- señaló que la "liberación" de toda la región oriental de Donbass en Ucrania sigue siendo su principal objetivo militar y que no ve la necesidad de revisarlo.

Ucranianos que retornan a la recién recuperada Izium buscan a sus fallecidos

Tras la recuperación de pueblos y ciudades por parte del Ejército ucraniano, cientos de personas retornan a sus lugares de origen, incluida Izium, la ciudad más grande del Oblast de Járkiv y donde las autoridades hallaron recientemente una fosa con al menos 450 tumbas.

Autoridades y ciudadanos intentan identificar a las víctimas. Vestidos con trajes protectores blancos y guantes de goma, los trabajadores de emergencia ucranianos desenterraron el sábado más cuerpos, mientras que los habitantes del pueblo buscan a familiares muertos.

Aún no se han establecido las causas de la muerte, aunque algunos residentes afirman que decenas de quienes fueron enterrados en el improvisado cementerio, en un bosque, son personas que fallecieron en un ataque aéreo ruso.

Sin embargo, testigos citados por Reuters sostuvieron que múltiples cuerpos en el lugar fueron hallados con cuerdas alrededor del cuello y con las manos atadas.

Kiev acusa a Moscú de haber torturado y asesinado a decenas de personas en la localidad. "Hay claros indicios de torturas, vejaciones y humillación de la población. Además, hay indicios de que soldados rusos que se encontraban en las inmediaciones de ese lugar dispararon simplemente por diversión sobre esas tumbas", declaró el presidente ucraniano Volodímir Zelenski, el sábado 17 de septiembre.

República Checa, que actualmente ocupa la presidencia pro témpore de la Unión Europea (UE), pidió un "tribunal internacional especial" para investigar las circunstancias en que murieron quienes se encuentran en la fosa común.

"En el siglo XXI, este tipo de ataques contra la población civil son impensables y abominables", enfatizó Jan Lipavský, ministro de Relaciones Exteriores checo.

Hasta el momento, el Kremlin no se ha pronunciado sobre las acusaciones en su contra.

Con Reuters y AP