La policía británica asegura que desmanteló una célula terrorista activa

Por Maureen COFFLARD
Unos agentes de la policía británica acordonan una calle residencial de Londres, el 28 de abril de 2017, un día después de una operación antiterrorista en esta zona

La policía británica afirmó este viernes que había desmantelado una célula terrorista activa, al día siguiente de dos operaciones policiales y la detención de un hombre armado con varios cuchillos cerca del Parlamento.

Poco más de un mes después del atentado que dejó cinco muertos y decenas de heridos cerca del edificio, símbolo de la democracia británica, los arrestos son "casi diarios", explicó este viernes Neil Basu, el coordinador nacional de antiterrorismo en rueda de prensa.

La víspera, en una jornada calificada de "extraordinaria" por Basu, hubo dos operaciones distintas. Por la noche, una "operación antiterrorista" en el noroeste de Londres y en Kent (sureste de Inglaterra) dio lugar al arresto de cuatro personas, mientras que una mujer veinteañera resultó herida por las balas de la policía. La joven era uno de los objetivos de la operación y fue hospitalizada y colocada bajo vigilancia policial.

Durante la noche hubo otras dos detenciones vinculadas con las anteriores. Neil Basu precisó que la vivienda del noroeste de Londres estaba siendo vigilada "en el marco de una investigación de las unidades antiterroristas". Al ser preguntado sobre si la operación había permitido desbaratar un atentado, respondió que "sí".

Todos los detenidos son sospechosos de llevar a cabo actividades terroristas. En el domicilio allanado se detuvo a un adolescente de 16 años, dos mujeres de 20 y 28 años y dos hombres de 20 y 28 años, mientras que en Kent se arrestó a una mujer de 43 años. Según un vecino entrevistado por la agencia Press Association, la familia que vivía en la casa es de origen somalí.

- 'Neutralizar las amenazas' -

A primera hora de la tarde, la policía detuvo a un hombre de 27 años, vigilado por las unidades antiterroristas, en posesión de varios cuchillos cerca del Parlamento de Westminster. Fue detenido por "sospechas de posesión de armas" y "sospechas de preparación y ejecución de un acto de terrorismo".

"Todo ocurrió en unos segundos", declaró Niklas Halle'n, un fotógrafo de la AFP presente en el momento de los hechos. El detenido "parecía bastante tranquilo" y no dijo ninguna palabra, añadió.

Nacido en el extranjero, el sospechoso es de nacionalidad británica y habría crecido en el barrio de Tottenham, en el norte de Londres, según varios medios de comunicación.

"Se están llevando a cabo dos registros en el marco de esta investigación", precisó Basu. "En ambos casos, creo que hemos neutralizado las amenazas que representaban", celebró el responsable de antiterrorismo.

Pero "son las comunidades las que acabarán con el terrorismo y dependemos de su vigilancia", añadió, llamando a la población a señalar cualquier comportamiento sospechoso.

Según los medios británicos, la policía lleva semanas vigilando al individuo detenido cerca del Parlamento, después de que sus familiares informaran de su radicalización.

Las operaciones del jueves tuvieron lugar poco más de un mes después de que un hombre matara a cinco personas cerca de las Cortes británicas en Londres.

El 22 de marzo, un individuo lanzó su vehículo contra los viandantes en el puente de Westminster, que atraviesa el Támesis frente al Big Ben, antes de apuñalar mortalmente a un policía delante del Parlamento.

Su autor, Khalid Masood, un ciudadano británico convertido al islam, fue abatido. Doce personas fueron detenidas después del ataque, pero fueron puestas en libertad sin cargos.

El atentado fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), pero Scotland Yard dijo no haber "encontrado pruebas de una asociación" de Masood con EI o Al Qaida, ni pruebas que de que se radicalizara estando en prisión.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines