Lolita Cortés, la jueza de hierro que mantiene viva a 'La Academia' 20 años después

·4 min de lectura
Lolita Cortés durante un programa de La Academia en 2009. (Getty Images)
Lolita Cortés durante un programa de La Academia en 2009. (Getty Images)

Lolita Cortés es la Dama de Hierro de La Academia. Su imponente personalidad, edificada a partir de una voz intensa y argumentos tan sólidos como irónicos, mantiene vivo al reality consentido de TV Azteca. En el 20 aniversario del programa, no podía haber una mejor invitada que una jueza que no tiene reparo en decir todo cuanto pasa por su cabeza. En un capítulo previo al estreno programado para el próximo domingo 12 de junio, Cortés ya dejó constancia de la autenticidad que le ha ganado un lugar privilegiado en el corazón de la audiencia.

La primera víctima de Cortés no podía ser otra: Rubí, la chica que en 2016 saltó a la fama nacional tras cumplir XV años y, por medio de sus padres, invitar a todo México a su fiesta en La Joya, San Luis Potosí. Cuando Lolita fue cuestionada sobre su opinión del nuevo alumnado, la dinamita ya estaba puesta, faltaba prender la mecha. Parecía, a decir verdad, un momento esperado por todos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

A la pregunta expresa sobre Rubí y su capacidad, Cortés no tuvo reparo en liquidar a la contendiente. "No (no debe estar). Claro que no. Me sorprende muchísimo que, después de siete mil y tantos que hicieron audición, esta noche este es el ejemplo de lo que encontraron. Me parece inverosímil. Hubo nervio, pero cuando hay nervio se ve de qué están hechos. En el momento en el que pisan el escenario se les ve el hambre. No, nena. No, princesa. Para mí, tú no debes de estar aquí", fueron las lapidarias palabras de Cortés que incendiaron las redes sociales. Rubí se limitó al silencio mientras escuchaba las palabras de la integrante estelar del jurado.

A través de Twitter, los televidentes no dudaron en comparar a Rubí con Jolette, popular participante de la generación 2005, que se caracterizó por ganarse la animadversión de todos los jueces, pero siempre plantarse en el escenario con una actitud desafiante que le permitió mantenerse a flote gracias a los votos de la audiencia. Desde luego, el camino de Rubí será mucho más complicado, pues en cada paso deberá mostrar que, en efecto, no está en el programa solamente por la prematura fama que adquirió tras convertirse en la quinceañera más célebre de México.

Y semana a semana tendrá que lidiar con Cortés y sus implacables juicios que, pese a todo, mantienen viva a una marca ya muy desgastada y que en los últimos años había lucido descafeinada. La colección de críticas de Lolita va a aumentar. Nadie lo duda. La más memorable, hasta ahora, fue aquella que, justamente, emitió en contra de Jolette luego de la interpretación de Y yo sigo aquí, tema de Paulina Rubio.

"No puede haber nada más simple que una canción de Paulina Rubio y te estabas ahogando. Quiero pedir una cámara, ¿se puede decir una cámara? Quiero pedirle a los televidentes que ya no voten por ella. Esta es 'La Academia', la cuarta generación, hemos tenido grandes cantantes y grandes voces", reclamó Cortés. El video de aquella intervención tiene más de un millón de visitas en Youtube.

El carácter de Cortés se ha visto reflejado en cada una de las ediciones que la han tenido como jueza. Aunque algunas participaciones, como la de Danna Paola en 2020, tuvieron reminiscencias de la mejor Lolita, lo cierto es que nadie ha podido alcanzar los niveles de ironía y dureza que ella es capaz de imprimir en cuestión de minutos. Ese sentido del humor, tan ácido pero atractivo para la audiencia, le valió para ser conductora de El rival más débil, el programa de cultura general más célebre producido en televisión abierta.

En los últimos años Cortés, sobrina del mítico cantautor mexicano José Alfredo Jiménez, participó en algunas producciones de Televisa, empresa rival de TV Azteca. Particularmente, sus intervenciones en Bailando por un sueño y Mira quién baila, en 2017 y 2018, fueron destacadas por los fans, pues dejaron constancia de su capacidad para analizar íntegramente el arte del canto, como ya lo había demostrado, y también el baile.

Aunque sus opiniones, y el modo en que las expresa, puedan causar molestia en algunos espectadores, Cortés cumple con uno de los fundamentos de la industria televisiva: no pasar desapercibida. A sus espaldas sostiene el 20 aniversario de un programa que, sin ella, habría muerto hace mucho tiempo.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Los "antinarcocorridos" de Vivir Quintana contra la cultura del narco en México

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente