Lola Herrera se sincera sobre el maltrato que sufrió de niña

·3 min de lectura
Lola Herrera en un evento en octubre de 2021. (Photo: Daniel GonzalezGTRES)
Lola Herrera en un evento en octubre de 2021. (Photo: Daniel GonzalezGTRES)

Lola Herrera se ha convertido en protagonista inesperada de portadas y titulares estos últimos días. Todo por unas declaraciones sobre Vox y otras sobre Isabel Díaz Ayuso que hizo en el programa Sálvame Deluxe (Telecinco).

Este miércoles ha protagonizado el programa Lazos de sangre (TVE) y más allá de declaraciones políticas, la veterana actriz ha querido poner en relieve algunos episodios más desconocidos de su vida personal.

Según contó, sufrió maltrato por parte de su abuelo cuando era una niña. Sus palizas y agresiones también eran más que habituales para su abuela. “Era un maltratador de la época... Mi abuela pasó durante toda su vida un calvario”, ha confesado. “La abuela llegó a tener muchos abortos porque ese hombre la pateaba en el suelo y se los provocaba”, ha añadido.

A pesar de las adversas circunstancias que tuvo que vivir, Herrera ha recalcado que esta situación la hizo más fuerte y la unió más con su abuela. “La admiro y la nombro siempre porque es el norte. Te enseña cómo hay que sobreponerse en la vida”, ha enfatizado.

Esas dificultades que vivió en casa de su abuela junto a su madre hicieron que no pudiera seguir estudiando. “Como en casa de mi abuela había muchos problemas, yo tenía que echar a correr muchas veces y faltar a clase”, ha explicado. Sin embargo, eso no le quitó el gusanillo por formarse y cuando tenía más de 40 años y una afianzada carrera teatral, Herrera decidió estudiar Bachillerato, algo que no había podido hacer antes.

El papel que la hizo ir al psiquiatra

Si hay un personaje que haya marcado la trayectoria de la actriz, de 86 años, es el de Carmen Sotillo, la viuda de Mario en Cinco horas con Mario, obra que lleva representando desde 1979 y que continúa interpretando hasta finales del mes de noviembre en Madrid.

La propia actriz confesó en Función de noche —la película que grabó en el camerino tras representar la obra y que la enfrentaba con su expareja Daniel Dicenta— que “hacer Carmen Sotillo es hacer un poco de Lola Herrera”.

Precisamente fue llevarse su ruptura con Dicenta al escenario para representar la obra de Miguel Delibes lo que la hizo entrar en una profunda depresión. “Caí en depresión porque este texto me llevó a darle muchas vueltas a la cabeza, me llevó a mi vida personal. Ahí es donde empecé a ir a la psiquiatra”, ha contado en Lazos de sangre.

Ha sido tal su fijación por este papel, que lleva interpretando 42 años, que actualmente admite que no volvería a encarnarlo más. “No, no lo quiero hacer más veces”, ha respondido entre risas en el programa. Sin embargo, hasta noviembre Carmen seguirá con sus reproches hacia Mario. Y sobre las tablas seguirá estando Herrera.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente