Un locutor de radio de Hong Kong, segunda persona acusada de sedición

·1 min de lectura
Una bandera de China ondea ante el edificio de la oficina de seguridad nacional china en Hong Kong, el 8 de julio de 2020

Un locutor de radio de Hong Kong se convirtió este lunes en la segunda persona acusada de sedición en virtud de una ley de la era colonial británica que las autoridades han comenzado a usar para acallar a la disidencia.

La policía informó a Wan Yiu-sing, de 52 años, de que era objeto de cuatro acusaciones relacionadas con actos con "fines sediciosos", según un documento jurídico.

Es la segunda vez que esta ley se aplica desde 1997, fecha de la retrocesión a China de esta excolonia británica.

La policía ha recurrido a un impresionante arsenal jurídico para perseguir a los activistas prodemocracia tras las multitudinarias manifestaciones, a menudo violentas, que sacudieron el territorio en 2019.

Las acusaciones contra Wang están motivadas por cuatro de sus programas de radio, emitidos el año pasado.

Según la policía, en ellos, el locutor intentó "suscitar odio o desprecio o avivar el descontento" hacia el gobierno chino y hongkonés y animó a los ciudadanos a "infringir" la ley.

Wang, conocido como DJ "Giggs", estuvo a cargo de emisiones consagradas a las manifestaciones y pidió donaciones para apoyar a los jóvenes de Hong Kong que habían huido a Taiwán.

Esta ley, promulgada en la época colonial, que se aplica contra el locutor es diferente a la polémica normativa sobre seguridad nacional aprobada el año pasado para Hong Kong, que es vista como una herramienta para acallar las protestas.

Esta ley que contempla el delito de sedición fue usada el pasado septiembre por primera vez y su objetivo fue también otro locutor de radio y activista prodemocracia hongkonés, que se encuentra a la espera de juicio.

yz/jta/qan/juf/ial/bl/zm