Qué dice la (loca) 'teoría del gran reemplazo' de la que ha hablado Joe Biden

·2 min de lectura
Biden rinde homenaje a las víctimas del ataque racista en Búfalo (Photo: Kent Nishimura via Getty Images)
Biden rinde homenaje a las víctimas del ataque racista en Búfalo (Photo: Kent Nishimura via Getty Images)

Biden rinde homenaje a las víctimas del ataque racista en Búfalo (Photo: Kent Nishimura via Getty Images)

Al supremacismo blanco no le hacen falta teorías para llevar a cabo sus matanzas contra población de raza negra o cualquier otra que ‘amenace’ a su posición de dominio. Pero en los últimos tiempos ha ganado peso una conspiranoica idea conocida como ‘teoría del gran reemplazo’. Y su huella se ha sentido en la matanza el pasado sábado en su supermercado de Búfalo (Nueva York, EEUU).

Allí, un joven de 18 años, autodenominado “supremacista y fascista” abrió fuego contra un grupo de personas, mayoritariamente negras, dejando diez muertos y tres heridos. No fue nada casual ni fruto de una enajenación transitoria. El asesino condujo cerca de 300 kilómetros para llegar a esta tienda, situada en una zona de mayoría negra.

En su discurso de este lunes, Joe Biden ha señalado que el supremacismo blanco es “un veneno en el cuerpo de la política estadounidense”. Y ha hablado de “terrorismo nacional” surgido del odio, en referencia a este último atentado racial.

De ese odio se nutre la idea del gran reemplazo, al que hizo referencia el asesino de Búfalo y que también ha mencionado Biden. Sin embargo, no está exclusivamente relacionado con EEUU.

De hecho, en su origen está más enfocado a Europa, donde, según este conspiranoico pensamiento, se está fomentando una “invasión” de inmigrantes para ir relegando a la población blanca a un porcentaje minoritario. De ahí, ha cruzado fronteras.

La justificación de otras grandes matanzas raciales

Bajo esta argumentación disparatada se han justificado ataques racistas recientes en buena parte del mundo, como en Utoya (Noruega) en 2011 o en Christchurch (Nueva Zelanda) en 2019.

Aunque la teoría no tiene un padre creador, sí se asocia a Renaud Camus, con su obra Le grand remplacement, donde sostiene que las élites están llevando a cabo un plan para acabar con las identidades culturales nacionales para disponer de ‘masas’ más manipulables.

Las tesis de Camus han reaparecido esta primavera en las elecciones francesas, donde el candidato ultraderechista Eric Zemmour las defendió abiertamente en sus intervenciones, atacando a la población de origen musulman. Mentira y odio.

Una mentira y un odio que “a través de los medios la política e internet ha radicalizado a individuos enfadados, alienados, perdidos y aislados haciéndoles creer, falsamente, que serán reemplazados (por otras razas)”, como ha sentenciado este martes Joe Biden.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente