Lobo Carrasco nombra en 'El Chiringuito' al fantasma culé que no debe ser nombrado

·2 min de lectura
El Lobo Carrasco puso el contrapunto en 'El chiringuito de jugones' a una bancada culé que intentaba mantenerse optimista tras la derrota contra el Bayern de Múnich. Foto: Twitter.
El Lobo Carrasco puso el contrapunto en 'El chiringuito de jugones' a una bancada culé que intentaba mantenerse optimista tras la derrota contra el Bayern de Múnich. Foto: Twitter.

El mercado de fichajes disparó la euforia entre el barcelonismo, algo que puede ser lógico y comprensible. Tras la traumática marcha de Lionel Messi al París Saint-Germain, los culés recuperaron el orgullo propio al ver como primeras figuras mundiales como Robert Lewandowski o Jules Koundé elegían su proyecto por encima de otros pretendientes. Los azulgranas, en definitiva, se las prometían muy felices. Hasta que ha llegado la competición y una visita al Allianz Arena les ha recordado que la Champions League, por norma general, no entiende de expectativas ni planteamientos teóricos.

El Barcelona perdió por 2-0 contra el Bayern de Múnich, algo que muchos culés en 'El chiringuito de jugones' trataron de justificar. Prácticamente todos menos uno: el Lobo Carrasco. El ex futbolista quiso poner a sus compañeros de bancada los pies en el suelo, mencionando una verdad incómoda que nadie quería oír. Probablemente, aquel Barça que fue capaz de ganarlo todo en una temporada, no se vuelva a repetir.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

"Este Barça es capaz de competir todo. ¿Ganar todo? No", comenzó el ex internacional español su exposición. Para el Lobo, demandar al un equipo tan nuevo como lo es el actual Barcelona el ganar todas las competiciones es una expectativa irrealista porque, para empezar, el equipo necesita tiempo para ensamblarse y empezar a rendir como un conjunto.

Frente a la posición optimista de contertulios como Jota Jordi, quien aseguró que estaba "cabreado, pero no preocupado" por lo visto en el Allianz, o Quim Domenech, quien aseguró que "el Barça estaba empezando a volver", el Lobo puso la nota discordante.

Sobre todo, porque el ex jugador parte de una base completamente diferente. Para él, que el Barcelona vuelva es imposible ya que no está el principal responsable de que alcanzase un nivel excelso en un pasado reciente. "La historia del Barça está llena de uno o dos títulos, y empieza a haber el fútbol de ta-ta-ta y empezamos a ganar dos, tres, cuatro títulos. Y belleza y enamoramos al mundo. Pero el que insufló, el que le cambió la cabeza al barcelonismo, y por eso estamos tan cabreados todos ahora, es Lionel Messi", expuso.

Carrasco nombraba así al inombrable. Al que, mediante la ilusión por Lewandowski, el barcelonismo ha estado intentando olvidar. Un fantasma que regresa en la primera derrota importante de este Barcelona 2022/23. Una comparación que no gustó a sus compañeros de bancada, porque les recuerda que, quizá, todavía no han superado lo que creían que este verano habían logrado dejar atrás.

Vídeo | Xavi: "Creo que hemos sido mejor que el Bayern"