Los lugares del cuerpo menos recomendables para hacerte un tatuaje (aunque te haya inspirado la foto de Salma Hayek )

Adriana Terán
·5 min de lectura

Salma Hayek sacude cualquier idea preconcebida de cómo debe ser una mujer que se acerca a los 60 años de edad. Para llegar al sexto piso le faltan solo seis años pero le sobra actitud y físico. Sus publicaciones en redes sociales no dejan de sorprender a sus seguidores cuya mayoría muestra gran admiración por su apariencia y su sentido del humor.

Recientemente publicó en Instagram, donde cuenta con más de 17 millones de seguidores, una imagen impactante en la que mostraba su pecho con dos tatuajes enormes. Muchos se impresionaron, pero solo se trataba de tattoos artificiales para su papel en la película Bliss, que acaba de estrenar Amazon Prime y en la que comparte protagonismo con Owen Wilson.

“Eso es real?”, con emoji de sorpresa; “Nooo, por favoooor”, “Gracias a Dios que aclaró ‘prueba’…”, “Van contigo, has pensado en hacerte uno real?”, son algunos de los miles de comentarios de quienes se mostraron impactados. Pero aunque no son reales, nos llama la atención tanto la negativa de muchas personas, como la sorpresa de tantas otras, con lo cual decidimos indagar sobre aquello que debemos tener en cuenta antes de hacernos un tatuaje y, sobre todo, si hay un límite de edad para ello.

Qué debes saber

En primer lugar, recordar que un tatuaje es una marca permanente. No solo son un acto de rebeldía, sino también es una expresión de una idea o evento que ha ocurrido en nuestra vida y queremos llevar por siempre. Además debemos tener en cuenta que los procesos para eliminarlos no necesariamente dejarán la piel como antes de tatuarte.

Luego, el tamaño y el diseño no deben ser tomados al azar. Incluso hay lugares donde podrían censurar a alguien por llevar un tatuaje. En todo caso, escoger un lugar certificado con verdaderos expertos te permitirá contar no solo con estrictas normas sanitarias, sino con la experiencia de los tatuadores que podrán asesorarte y garantizarán el uso de tintas adecuadas de excelente calidad, y utensilios apropiados y esterilizados. Todo esto evitará otros problemas mayores como la aparición de granulomas, o contagiarse de una enfermedad de transmisión sanguínea, entre otras cosas que pueden evitarse si somos conscientes de que la piel es un órgano y debemos cuidarlo con la misma atención de cualquier otro.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Además, las tintas pueden causar alergias. De hecho, la Clínica Mayo advierte que las tintas de los tatuajes, especialmente las de color rojo, verde, amarillo y azul, son las más alérgenas, por lo que pueden causar picazón y sarpullido en la zona del tatuaje, incluso años después de habérnoslo hecho.

Otro aspecto, obvio, pero que no podemos dejar de mencionar, es estar seguros de que hacerse un tatuaje proporcionará una dosis de dolor. La intensidad dependerá de la tolerancia de cada quien.

Por otra parte, si nos gusta viajar, debemos saber que, según la BBC, hay países en los que existen severas restricciones con relación a los tatuajes. En Sri Lanka y Tailandia podemos encontrar problemas legales si llevamos tatuado a Buda. En Japón hay lugares públicos, como piscinas, donde no se puede ingresar con tattoos; y en muchos países árabes están prohibidos.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

El lugar del tatuaje: cuestión de edad

Creencias y paradigmas establecidos socialmente etiquetan a los mayores de cierta edad como demasiado serios, sobrios y hasta aburridos, pero hoy en día esos conceptos se han ido diluyendo. Actualmente, las mujeres se hidratan y cuidan la piel desde muy jóvenes con lo cual pueden mantener este órgano turgente y lozano por más tiempo. Así, se hace más fácil disponer de espacio en nuestro cuerpo para tatuarnos.

En realidad, y aunque la piel cambia con el tiempo, no hay ningún problema en hacerse un tatuaje después de los 50, pero sería recomendable hacerlo en un lugar donde la piel a futuro no se va a arrugar demasiado. Así lo comparte Karolina Landaeta, quien es médico estético y explica que con el pasar del tiempo la piel se deshidrata, va perdiendo su turgencia, y se deja de producir ácido hialurónico y colágeno.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

“A medida que pasan los años las capas de piel se van disminuyendo hasta hacerse muy delgadas, con lo cual hay que hacer la primera recomendación a seguir a partir de los 50 años de edad: suplir el ácido hialurónico que se pierde con opciones sintéticas para recuperar y mantener tonicidad de la piel. El ácido hialurónico capta y atrae el agua y esto nos permite tener una piel capaz de soportar hasta un tatuaje”, aconseja Landaeta que además nos recuerda es fundamental hidratarnos por vía oral y de forma tópica que desde jóvenes.

De esta manera, para escoger el lugar adecuado para un tatuaje debemos aprovechar las zonas que permanecerán tonificadas por más tiempo, las que envejecen menos para que a futuro no se distorsione, y que no sufran patologías como por ejemplo, manchas, ni tampoco cubrir zonas de piel con lunares no podría notarse claramente si estos cambian en el tiempo.

“En el rostro no es recomendable porque hay una reabsorción de entre 40 y 60% de la grasa y es por eso que la piel se va haciendo menos densa. En las manos, suelen haber manchas; pero sí puede ser en las muñecas, que no presentan tanto envejecimiento en el futuro, también el área de la espalda, en los hombros y en los tobillos. Por otra parte, el escote, el abdomen y los muslos, y la entrepierna son zonas no recomendables porque tienden a producir una gran flacidez por pérdida de la hidratación, fibroblastos, colágeno, elastina y ácido hialurónico”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Adicionalmente, la especialista insiste en dos temas fundamentales: la elección de las tintas y el cuidado. En el primero, recomiendan que deben ser de primera calidad, pero sobre todo se debe evitar el uso de muchos colores y preferir los más oscuros, pues son los más fáciles de eliminar en caso de que así se desee. “Hoy en día existen láser exclusivos para eliminar tatuajes, pero los mejores resultados se observan en tatuajes negros. A mayor oscuridad, es más fácil eliminarlo”.

Con relación al cuidado, Landaeta finaliza diciendo que es fundamental evitar la exposición a la luz solar y usar protector solar. En segundo lugar, recomienda -como hay una reabsorción de tinta- evitar las infecciones de piel tomando antibióticos preventivos e hidratar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

En qué invertir (y dónde ahorrar) en productos de belleza para este 2021

BB Glow: los riesgos del polémico tratamiento de belleza que promete una piel perfecta

Cómo ‘alimentar’ la piel después de los 50: el secreto no está solo en las cremas

EN VIDEO: La tatuadora que rompe tabús y desafía a la conservadora sociedad afgana