Lo ha logrado: trabaja solo cinco horas a la semana y deja que sus negocios generen dinero por él

·4 min de lectura
Este emprendedor trabaja apenas 5 horas a la semana pero ha conseguido montar dos negocios boyantes.
Este emprendedor trabaja apenas 5 horas a la semana pero ha conseguido montar dos negocios boyantes.

Tim Ferriss rompió la baraja: su libro “La semana laboral de 4 horas” fue todo un éxito de ventas, y le catapultó al Olimpo de los millonarios, y este encima trabajando lo justito. No sabemos si fue antes el huevo o la gallina (si se hizo millonario por el libro o su obra fue la consecuencia del éxito de sus negocios), pero lo cierto es que abrió una interesante perspectiva laboral: ganar mucho dinero sin apenas trabajar.

Pues bien, la historia se repite: Graham Cochrane era un oficinista más, totalmente engranado en la rutina laboral, consistente en madrugar, ir al trabajo, volver y así día tras día. Todo iba según el guion hasta que un buen día sus jefes le dijeron que hasta ahí había llegado la historia. A la calle. Despedido. Estamos en el año 2009 y el mundo se desmoronaba para este ingeniero.

Botón reset

El batacazo llegó, además, en el peor momento: él era un mileurista y su esposa, una fotógrafa freelance; entre los dos, apenas podían cubrir gastos, y para terminar de rematar la faena, descubrieron que estaban esperando familia. Parecía que la diosa fortuna les miraba de refilón, pero pronto cambiaría las cosas, o más bien, nuestro protagonista torcería la realidad hasta adaptarla a sus necesidades.

Cochrane pulsó el botón reset y se puso manos a la obra. En una maniobra que él mismo tilda de “desesperada”, creó el blog The Recording Revolution, más que nada con la intención de ir creando un poco de reputación en la web por lo que pudiera venir. Las semanas y meses pasaban y esta pareja iba tirando de ahorros y ayudas gubernamentales.

Pero la agonía no duró mucho y nuestro protagonista dio con la tecla y consiguió monetizar poco a poco su proyecto. Nos trasladamos a 2022 y este emprendedor en apuros admite ahora que gana mucho más con su negocio online que en su faceta de asalariado. En concreto, este proyecto le nutre de 40.000 dólares al mes y casi sin mover un dedo.

El edén de los ingresos pasivos

Y si te estás moviendo en la silla de envidia, espera, porque al calor del éxito de este proyecto, originó otro sobre asesoramiento online, que le reporta la friolera de 120.000 dólares al mes adicionales. Hay un elemento común en ambos negocios: le reportan ingresos pasivos. ¿Qué es exactamente un ingreso pasivo? Aquel que se genera sin casi intervención humana: es como una rueda girando y tu única preocupación debe ser engrasarla.

Cochrane lo ha logrado y nos cuenta cómo es su día a día. Sí, partimos de la base que las penurias económicas son un mal sueño para este hombre y la seguridad laboral tampoco le inquieta en absoluto. A partir de ahí, este emprendedor hace gala de algo que nos parece como un sueño: trabajar solo 5 horas a la semana (sí, a la semana, no al día), para lograr semejante volumen de ingresos.

La jornada empieza pronto: a las 5 de la mañana nuestro protagonista se prepara el primer café y en el silencio del madrugón, lee la biblia, escribe su diario y, sobre todo, disfruta de esa hora que “necesita” para sí mismo a diario. Poco más tarde, se despierta el resto de la familia y desayunan juntos, y después... a vivir la vida.

En realidad, Cochrane trabaja dos días a la semana: los lunes, que los dedica a crear contenido para su canal de YouTube y sus podcast (dos horas para este cometido), y luego atiende el email y los formularios de contacto, durante una hora nada más. Su siguiente jornada laboral es de apenas 2 horas y tiene lugar los miércoles, en los que hace directos con los suscriptores de su canal. Y termina su semana.

¿Qué hace con todo el tiempo que le sobra? “Nada especial: la compra, ir al gimnasio y estar con la familia, esa es mi prioridad número uno”, confiesa. Cochrane reconoce que hay dos momentos sagrados a los que no faltan ninguno de los progenitores: la cena (sin móviles) e ir a la escuela a por sus hijos, que van siempre en pareja.

Y si te estás preguntando cómo consigue atender un negocio tan boyante con tan poca dedicación horaria, la respuesta de Cochrane es la misma que la que te daría Ferriss: automatizando procesos, haciendo que los sistemas trabajen por ti mediante reglas e instrucciones. ¿Cómo? Este emprendedor te lo cuenta, cómo no, en su blog o bien a través de su exitoso ensayo, “Cómo lograr que te paguen por tu conocimiento”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

10 consejos para hacerte rico