Lluvias torrenciales provocan inundaciones en París; alarmas encendidas para el sur francés

·2 min de lectura
© Nicolas Tucat, AFP

El corazón del país galo padeció una incesante caída de agua que generó severos problemas de tráfico y obligó las cancelaciones de servicios de transporte público. En tanto que el sureste del territorio quedó bajo alerta por pronósticos de intensas lluvias. La situación llega luego de una ola de calor que golpeó con dureza y causó incendios.

Los incidentes climáticos proliferan en Francia en semanas donde el agobiante calor veraniego fue protagonista dejando secuelas severas, como el nacimiento de incendios forestales que tuvieron en vilo al país.

En contrapartida, desde la tarde del martes 16 de agosto una intensa tormenta abarrotó de agua las calles de París, originando inconvenientes serios en el tráfico rodado y los servicios de transporte público, obligando a que algunas estaciones subterráneas tuvieron que ser cerradas por inundaciones.

Solamente en dos horas de la tarde, de 17:00 a 19:00, se acumularon casi 46 litros por metro cuadrado en el observatorio de Montsouris, según el sitio de información meteorológica Infoclimat, lloviendo el equivalente de un mes en apenas minutos.

Dentro de las estaciones de la capital francesa que quedaron inhabilitadas por el exceso de agua estuvieron Daumesnil, Alma-Marceau, Quai de la Rapé y Balard, detalló la entidad de transporte metropolitano RATP.

Las calles se desbordaron de agua, haciendo imposible el paso a pie y elevando la dificultad para vehículos pequeños o individuales, como las motocicletas.

La periodista de France 24, Lauren Bain, posteó un video en su cuenta de Twitter mientras viajaba en un autobús mostrando cómo ingresaba el agua y se llenaba el colectivo.

Para la noche del martes y a lo largo de este miércoles, la circulación del transporte público se normalizó.

Por otro lado, la estación meteorológica de la Torre Eiffel anotó vientos de hasta 104 kilómetros por hora. En tanto que las agencias climáticas comunicaron que el nivel del río Sena había aumentado 35 centímetros.

De extremo calor a lluvias torrenciales en pocos días

Estos sucesos se dan en un contexto donde Francia transita un verano de sequía, al igual que en gran parte de Europa Occidental.

Se espera que haya réplicas similares en el sureste del territorio, con ocho departamentos en alerta naranja por potenciales tormentas y aluviones de agua.

Météo France apuntó que las localidades de Aude, Tarn, Aveyron, Herault, Gard, Vaucluse, Bouches du Rhone y Var tienen altas probabilidades de vivir tormentas con gran actividad eléctrica, granizo y fuertes precipitaciones.

Se espera que caigan entre 20 y 50 litros por metro cuadrado en menos de una hora en Aude y Aveyron; mientras que para Hérault y Gard se estima que podrían ser desde 80 a 130 litros. La Prefectura remarcó la necesidad de evacuar espacios abiertos.

Con EFE, Reuters y AFP