Las lluvias torrenciales dejan graves inundaciones en varias regiones españolas

·2 min de lectura

Entre este miércoles y jueves se presentaron lluvias torrenciales y tormentas que causaron inundaciones en varias localidades españolas, dejando a miles de personas sin electricidad y forzando el cierre de algunas carreteras y rutas ferroviarias. Por el momento no se reportan víctimas mortales.

Madrid y otras zonas del centro de España sufrieron fuertes lluvias e inundaciones leves durante la noche del miércoles, provocadas por tormentas que produjeron más de 9.000 relámpagos, según el servicio meteorológico nacional.

El temporal, que cobró fuerza debido a las altas temperaturas y la humedad, golpeó con especial fuerza en la localidad costera de Alcanar, en la región nororiental de Cataluña.

Aunque sin causar víctimas ni heridos graves, la fuerza del agua dejó un paisaje desolado en poblaciones del centro y este del país, pues la tormenta se llevó consigo tierras de cultivo, viviendas y locales comerciales.

Las lluvias arrastraron también decenas de automóviles, contenedores urbanos, vegetación y toneladas de barro, lo que causó desesperación en la población.

Alrededor de una docena de personas fueron reubicadas en un estadio deportivo, mientras que dos hoteles albergaban a más de 20 personas, indicó el servicio de emergencia de Cataluña en un comunicado.

El presidente de España, Pedro Sánchez, tuiteó que se solidarizaba con las áreas afectadas, al tiempo que instaba a las personas a ser extremadamente cautelosas y a seguir los consejos de los servicios de emergencia, ya que se espera que las lluvias se reanuden.

Este fenómeno natural conocido como "gota fría" puede darse entre el final del verano y comienzos del otoño, principalmente en la costa mediterránea, como sucedió en septiembre de 2019 en la Comunidad Valenciana, que presenció también lluvias torrenciales.

Las recomendaciones para los días que vienen

Las autoridades siguen trabajando para restablecer el tránsito en las carreteras y líneas de tren que el barro y el agua hicieron intransitables.

Grandes áreas del norte de España y las Islas Baleares permanecen bajo alerta. Y la mayor parte de España peninsular continúa sin bajar la guardia por fuertes lluvias que podrían estar aproximándose.

Las autoridades locales instaron a la población a quedarse en casa, ya que las lluvias podrían seguir provocando graves inundaciones.

No hubo informes inmediatos de víctimas. Las autoridades locales instaron a las personas a quedarse en casa y advirtieron que más lluvias pronosticadas para las próximas horas podrían provocar más inundaciones.

Con EFE, AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente