La lluvia apenas da tregua al incendio de Granada, con más de 5.000 hectáreas quemadas

·4 min de lectura
Incendio forestar de nivel 1 en la zona de Los Guájares (Granada), donde han sido confinadas las pedanías de Acebuches e Ízbor. (Photo: EFE/Alba Feixas)
Incendio forestar de nivel 1 en la zona de Los Guájares (Granada), donde han sido confinadas las pedanías de Acebuches e Ízbor. (Photo: EFE/Alba Feixas)

Incendio forestar de nivel 1 en la zona de Los Guájares (Granada), donde han sido confinadas las pedanías de Acebuches e Ízbor. (Photo: EFE/Alba Feixas)

El incendio activo desde el pasado jueves en el municipio granadino de Los Guájares ha arrasado ya 5.000 hectáreas de terrenos cultivables, de matorral mediterráneo y de pinar, y supera los 60 kilómetros de perímetro tras una noche “complicada” que mantiene confinadas las pedanías de Acebuches e Ízbor, del municipio de El Pinar, a raíz de la declaración de la nivel 1 del Plan de Emergencias ante Incendios Forestales de Andalucía. La lluvia caída en la zona durante la noche ha sido, de momento, escasa para su extinción.

Así lo ha explicado el director general de Política Forestal y Biodiversidad de la Junta y director operativo del Plan Infoca, Giuseppe Aloisio, que ha confiado en que el cielo encapotado a primeras horas de este martes en la zona del incendio “alumbre alguna esperanza para un cambio de meteorología y una mayor humedad que permita controlar las llamas y el avance del fuego”.

Ha sido una noche muy complicada, con muchísimo viento

En declaraciones a Canal Sur Radio, Aloisio ha explicado que “ha sido una noche muy complicada, con muchísimo viento que ha puesto en seria dificultad en muchos sitios al dispositivo y que no permite que cunda el trabajo para intentar estabilizar una línea defensa e intentar cerrar un perímetro”. “Es como si se tratara de otro fuego y hemos tenido que trasladar el puesto de mando”, ha subrayado.

“El incendio corrió mucho”

Las últimas estimaciones del Infoca calculan que el incendio de Los Guájares supera las 5.000 hectáreas de superficie quemada y un perímetro de superior a los 60 kilómetros. “Anoche el incendio corrió mucho, con vientos erráticos del frente de tormenta que vuelven loco al dispositivo y que obligan a retirarse a zonas seguras y esperar mejores oportunidades”, ha detallado Aloisio.

La Junta mantiene activo el nivel 1 del Plan de Emergencias ante Incendios Forestales con el confinamiento en sus viviendas de los vecinos de las pedanías de Acebuches e Ízbor, del municipio de El Pinar, donde “la Guardia Civil tuvo que desalojar a nueve personas de algunos cortijos que están en el en el diseminado”.

El Infoca ya ha solicitado el corte de la línea de alta tensión a partir de las 7:00 horas de este martes “para permitir con más seguridad la descarga de los medios aéreos”, ya que durante la mañana se incorporarán paulatinamente a las tareas de extinción cuatro helicópteros y dos aviones de carga.

La situación ahora mismo nos preocupa, pero nos anima también mirando al cielo

“La situación ahora mismo nos preocupa, pero nos anima también mirando al cielo, a ver si la condición atmosférica nos echa en una mano y la lluvia es una aliada, a diferencia de lo que ha sido el viento esta noche”.

La evolución del fuego obligó este lunes a cerrar al tráfico privado la carretera GR-3204 entre Lecrín y Los Guájares, entre los kilómetros 10 y 24, un tramo que ha quedado restringido a los vehículos de extinción de incendios que trabajan en el operativo del Plan Infoca para facilitar la estabilización del fuego.

El incendio, en “vías de solución” según el alcalde

Francisco Titos, alcalde de El Pinar, también confía en que la lluvia que comenzó anoche continúe y contribuya a frenar las llamas, y considera, en declaraciones a EFE, que la situación está en “vías de solución”, después de que el frente que amenazaba a Ízbor y Acebuches se haya “parado” en unos cortijos de olivar.

El confinamiento sobre ambos núcleos, cuya población no llega a los 200 vecinos, permanece vigente, si bien el 70% de ellos ya abandonó voluntariamente sus casas, por recomendación del alcalde, para trasladarse a segundas residencias o viviendas familiares.

Aunque el Ayuntamiento ha acondicionado un polideportivo en Lecrín por si hubiera que evacuar a personas, finalmente no ha sido necesario.

También el Consistorio de Lanjarón ha puesto a disposición las instalaciones deportivas de su municipio, próximo a la zona, para albergar a todos aquellos vecinos de las localidades afectadas y que se vean obligados a desalojar sus viviendas ante la evolución del fuego.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR