Llop defiende que la reforma de sedición persigue lograr "la paz en Cataluña"

Pamplona, 25 nov (EFE).- La ministra de Justicia, Pilar Llop, ha defendido la iniciativa para suprimir el delito de sedición, que ayer el Congreso apoyó tramitar, como una cuestión política que persigue "lograr la concordia, la convivencia, la paz en Cataluña".

En declaraciones a los periodistas con motivo de su visita a Pamplona para presidir la reunión de la Conferencia Sectorial de Administración de Justicia, la ministra ha explicado que en la reforma del Código Penal cuyo trámite se debatió anoche en el Congreso "no se tocan los delitos contra la Constitución" como sería el de rebelión.

Así, ha recordado que el delito de sedición estaba ya dentro de los delitos contra el orden público, y lo que se hace es "sacar las conductas del delito de sedición y llevaras a un subtipo agravado de delitos de desordenes púbicos".

"Tenemos que equipararnos también a otros países europeos en cuanto a las conductas, en cuanto a los bienes jurídicos protegidos, en cuanto a las penas, y en cuanto a los propios conceptos, porque esto también va a facilitar la cooperación entre los distintos países europeos" a la hora de responder a determinadas peticiones, ha expuesto.

Al respecto, ha asegurado que esto era "un compromiso" del Gobierno de España desde el año 2018 y se lleva a cabo ahora, cuando se han tenido las mayorías suficientes, porque "se trata de una cuestión política, de política criminal de este Gobierno", ha reconocido.

"Lo que queremos y siempre hemos buscado y así lo ha manifestado con ese compromiso valiente el presidente del Gobierno es lograr la concordia, la convivencia, la paz en Cataluña", ha dicho en último extremo.

Por otro lado, preguntada por los debates broncos que esta semana han caracterizado algunos momentos en las Cortes, ha lamentado los insultos como "absolutamente rechazables" y ha apelado "a la buena política, a la política de altura, a la política que lo que hace es realmente centrarse en los problemas de las personas".

Así, ha denunciado que "cuando se hace ruido, cuando se recurre al insulto, realmente se hace porque no se tienen argumentos suficientes para contrarrestar la opinión del oponente político". Ha añadido

que con cualquier de falta de respeto en estos foros "estamos dando un malísimo ejemplo a la ciudadanía y un malísimo ejemplo para la gente joven".

Por ello se ha preguntado: "¿Qué modelo de sociedad queremos si los responsables públicos vemos que vierten insultos en la propia sede parlamentaria valiéndose de esos escenarios privilegiados?".

Por otro lado, ha sido preguntada por la intención del Gobierno de nombrar a sus candidatos para el Tribunal Constitucional, algo en lo que la ministra Llop ha recordado su opinión de que el Ejecutivo puede nombrar a estos magistrados "sin esperar" a que el Consejo General del Poder Judicial nombre los suyos. EFE

mm/jdm

(foto)

(c) Agencia EFE