Llop culpa a Feijóo de "perpetuar" un CGPJ que no representa a los ciudadanos

·3 min de lectura
La ministra de Justicia, Pilar Llop. (Photo: Mariscal / EFE)
La ministra de Justicia, Pilar Llop. (Photo: Mariscal / EFE)

La ministra de Justicia, Pilar Llop. (Photo: Mariscal / EFE)

La ministra de Justicia, Pilar LLop, ha dejado claro que el Gobierno no contempla otro escenario que no sea renovar el CGPJ y ha culpado al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, de “perpetuar” un Consejo General del Poder Judicial “que ya no responde al sentir de los ciudadanos”.

La titular de Justicia reconoce que el Gobierno no baraja otra alternativa que no pase por el acuerdo con los populares porque “con el sistema que tenemos, la única opción es llegar a un acuerdo y cumplir con la Constitución”.

“No contemplo otro escenario que no sea cumplir con la Constitución, que no sea renovar el CGPJ, pero parece que el PP sí está en esa clave”, afirma LLop ante la hipótesis de que se agote la legislatura sin alcanzar el ansiado acuerdo.

Por eso, se pregunta ”¿de qué tiene miedo el señor Feijóo para no renovar el Consejo?”, pero ante todo ”¿cuál es el motivo para no renovar?: ¿mantener y perpetuar un Consejo que fue nombrado hace prácticamente nueve años, cuando el PP tenía mayoría absoluta?”.

Llop cree que le pasará factura al PP

”¿Esa es la intención del PP?” sigue Llop, que recuerda al PP que “ese Consejo ya no responde al sentir ciudadano, porque ya no responde a la realidad de los grupos parlamentarios que hay en el Congreso y el Senado que representan a los ciudadanos de este país”.

La ministra está “segura” de que esta actitud “en un futuro le pasará factura al PP” porque “la situación ha pasado a ser absolutamente escandalosa”, ya que el CGPJ “casi va a doblar su mandato” por la postura del PP que “no debe ni puede bloquear otro poder del Estado”.

A una semana del acto de apertura del Año Judicial, Llop no duda de que el discurso del presidente del Poder Judicial, Carlos Lesmes, será un “deja vú” en el que pedirá nuevamente al PSOE y PP que actúen de inmediato para desbloquear el acuerdo.

Y aunque dice entender la posición de Lesmes, con quien niega que se hayan producido múltiples choques en esta legislatura pese a sus críticas hacia las reformas impulsadas por el Ejecutivo al respecto, subraya que “esta situación está provocada por el PP”.

Los nombramientos del Constitucional

Precisamente, el PP exige ahora al Ejecutivo que renuncie a los nombramientos del Constitucional para sentarse a hablar, si bien Llop recuerda el “acuerdo firmado” entre el ministro de la Presidencia, Felix Bolaños, y el expresidente del PP, Pablo Casado, para poder permitir la renovación del tribunal de garantías.

No obstante, niega que las prisas por nombrar en apenas tres meses a los cuatro nuevos magistrados -dos por el CGPJ y dos por el Gobierno, cuando la anterior terna de magistrados estuvo dos años en funciones- se deba al cambio de mayoría hacia el bloque progresista en el TC, que deberá fiscalizar en los próximos meses la agenda social de Sánchez.

“En absoluto”, asegura la ministra, que tampoco espera una vendetta de los vocales conservadores del Consejo para obstaculizar la designación de los dos magistrados del TC, ya que “el CGPJ tiene una posición institucional” y “no hace oposición a nadie”.

De ahí que apele a “la lealtad institucional de todos y cada uno de los vocales del Consejo”, ya que “hay extraordinarios juristas” y “en alguno se tendrán que poner de acuerdo” para, de esta forma, “cumplir con la Constitución y con la legislación”.

En cuanto al otro tribunal afectado por el bloqueo del Consejo, LLop es consciente de que “la situación es gravísima” en el Supremo, con varias vacantes de jueces jubilados sin cubrir y la advertencia de colapso del tribunal. Por eso apela nuevamente a la “responsabilidad del PP” porque de lo contrario “el sistema judicial no lo va a poder soportar”, como ya vienen advirtiendo sus magistrados desde hace tiempo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR