Ha llegado "la hora de la verdad" en el diálogo posbrexit, dice el negociador de la UE

·2 min de lectura
Michel Barnier habla durante su comparecencia ante el Parlamento Europeo con motivo del debate sobre la relación entre la UE y el Reino Unido, el 18 de diciembre de 2020 en Bruselas

Las conversaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido sobre las relaciones posbrexit han llegado a la "hora de la verdad", con apenas algunas horas disponibles para alcanzar un acuerdo, dijo este viernes el negociador de la UE, el francés Michel Barnier.

"Estamos en la hora de la verdad. Nos resta muy poco tiempo, apenas algunas horas útiles en esta negociación si queremos que un acuerdo entre en vigor el 1 de enero", cuando Londres estará fuera de la unión aduanera, dijo Barnier ante el Parlamento Europeo.

"Tenemos que hablar con mucha sinceridad (...) No puedo decirles cuál será el resultado de esta recta final de negociaciones. Y es por eso que debemos estar preparados para todos los escenarios", señaló.

Barnier también mencionó que este viernes retomaría las conversaciones con el negociador británico, David Frost, para tratar de encontrar "un acuerdo aceptable, en particular sobre la pesca".

"No estamos seguros de que lo lograremos, si no hacemos todos un esfuerzo real y concreto", apuntó.

Barnier hizo referencia a la cuestión de los derechos pesqueros y el acceso de flotas europeas a las aguas territoriales británicas, un asunto que se transformó en el principal obstáculo a un acuerdo.

"No creo que sea justo, ni aceptable, que los pescadores europeos no tengan acceso a esas aguas”, dijo Barnier.

En otra parte de su discurso, Barnier responsabilizó al equipo británico por hacer que las negociaciones hayan llegado a este punto crítico.

"Los británicos decidieron el plazo mínimo en el que ahora estamos atrapados. En junio, rechazaron cualquier forma de extensión de la transición (...) y establecieron la fecha del 31 de diciembre como el momento de la verdad", apuntó.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson, mantuvieron en la noche del jueves una conversación telefónica en la que ambos admitieron las dificultades para alcanzar un acuerdo.

En una breve declaración, Von der Leyen dijo que superar las divergencias persistentes sería "muy difícil". De su lado, Johnson señaló que era "muy probable" que las negociaciones fracasen.

ahg/me