Llega a China el primer tren directo desde Londres

Un tren de mercancías procedente de Londres entra en la estación de Yiwu, en el este de China, el 29 de abril de 2017, tras tres semanas de recorrido

El primer tren de mercancías entre Londres y China llegó este sábado a destino después de un viaje de tres semanas, evocando las viejas expediciones comerciales de la Ruta de la Seda.

El convoy había partido el 10 de abril del puerto londinense de Stanford-le-Hope, en el estuario del Támesis, en dirección a Yiwu, en la costa oriental china.

Hacia la 01H30 GMT entró en la estación de Yiwu, una ciudad de unos 2 millones de habitantes al sur de Shanghai (este), confirmó a AFP la empresa china responsable de la operación. El viaje duró dos días más de lo previsto.

La formación cruzó Francia, Bélgica, Alemania, Polonia, Bielorrusia, Rusia y Kazajistán. Con más de 12.000 kilómetros la ruta Londres-Yiwu es la segunda más larga del mundo detrás de la de China-Madrid inaugurada en 2014.

El año pasado se inauguró una ruta desde Lyon (centroeste de Francia).

Londres es la 15ª ciudad de Europa con conexión ferroviaria con China para transporte de mercancías, una opción que se supone más barata que la aérea y más rápida que la marítima.

Estas conexiones ferroviarias se inscriben en el marco de las 'Nuevas rutas de la seda', iniciativa lanzada en 2013 por el presidente chino, Xi Jinping, con la esperanza de cimentar las relaciones comerciales de China, en particular con Europa occidental.

El tren llegado de Londres estaba repleto de whisky, refrescos, productos infantiles y medicamentos destinados al mercado chino.

Con este cargamento de volumen limitado "no hablamos exactamente de una edad de oro del comercio sino-británico", sopesó Theresa Fallon, directora del Centro de Estudios sobre Rusia, Europa y Asia (CREAS) en Bruselas.

Los trenes estarán más cargados probablemente en el trayecto China-Europa debido al desequilibrio comercial entre las dos economías, indicó a AFP. Con el riesgo de que la ruta de la seda sea "en sentido único".

Además "no hay nada nuevo en esto: los enlaces ferroviarios transcontinentales (entre Pekín y Europa) ya existían hace cien años", recordó Fallon.

Según las autoridades de Yiwu el tren transportó 88 contenedores, mucho menos que un buque carguero que puede transportar entre 10.000 y 20.000.

El tren va claramente más rápido (18 días contra unos 30 por vía marítima), lo que abre perspectivas de exportaciones de productos agroalimentarios hacia China.

De momento, el retorno sobre inversión no cubre los gastos de infraestructuras, según un informe publicado el año pasado por la Oxford Review of Economic Policy.

Los contenedores tuvieron que ser transferidos a otros vagones en la frontera bielorrusa debido a que los países soviéticos usan un ancho de vía diferente.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines