Llega el momento de brindar y Letizia hace esto (y dos veces)

·2 min de lectura
La reina Letizia, durante el almuerzo ofrecido en honor al presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera. (Photo: CASA REAL)
La reina Letizia, durante el almuerzo ofrecido en honor al presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera. (Photo: CASA REAL)

Los reyes han ofrecido este martes en el Palacio Real de Madrid un almuerzo al presidente de Chile, Sebastián Piñera, con motivo de su visita oficial a España. La cita, una de las primeras en la agenda oficial de los reyes tras sus vacaciones y tras la marcha de Leonor a Gales, ha dejado algunos detalles, como el vestido que doña Letizia ha elegido, que ya había llevado la reina Sofía 40 años antes.

En lo que no tantos se han fijado es en lo ocurrido durante los dos brindis que se han celebrado; uno tras un discurso de Felipe VI y un segundo tras unas palabras del homenajeado.

En el pasado Letizia ha copado titulares por su nula relación con el alcohol y en marzo de hecho ni se quitó la mascarilla para brindar en una cena oficial en Andorra y posó la copa mientras los demás comensales sí bebían. En esta ocasión no ha evitado el momento y, al menos, sí se ha acercado la copa a los labios, como marca el protocolo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En el acto de este martes, la reina ha saludado con la copa al resto de autoridades sentadas en la mesa y, por lo que se puede apreciar en el vídeo difundido por la Casa Real, justo parece que se moja los labios en el momento que cambia el plano.

Minutos después, tras hablar Piñera, se ha repetido la misma escena, con la consorte de nuevo llevándose la copa a la boca tras chocarla con la del mandatario invitado.

Sus otros extraños brindis

El ejemplo de Andorra es el más reciente, pero la reina ya llamó la atención en el Día de la Hispanidad de 2013 cuando evitó tomar alcohol, algo que ya había hecho anteriormente durante una visita de Naruhito, hijo del emperador de Japón, a España o en sus encuentros con Carlos de Inglaterra y Camila Parker-Bowles y con Nicolas Sarkozy y Carla Bruni.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En 2015 se captó una conversación entre ella y un militar en la Academia de Artillería de Segovia, en la que éste le dijo: “Nos van a sacar bebiendo”. “Yo, como no bebo, me la acerco solo a los labios. Y me critican porque dicen que no bebo. Pero es que yo no bebo nada de vino”, respondió Letizia.

En 2017, en una visita a Asturias sí fue fotografiada tomándose un culín, pero no de sidra al uso, sino “sidra dulce recién mallada”, que no contiene alcohol. Un año después, sonado fue el momento en el que en una cena de gala en honor al presidente chino todo el mundo se llevó la copa a la boca durante el brindis, pero la reina se quedó a medio camino y simplemente miró el recipiente.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente