El llamativo vídeo de Xi abroncando a Trudeau: "Todo lo que discutimos se filtró a la prensa"

Justin Trudeau escucha a Xi Jinping en el polémico aparte de ayer, en la cumbre del G-20 en Bali.
Justin Trudeau escucha a Xi Jinping en el polémico aparte de ayer, en la cumbre del G-20 en Bali.

Justin Trudeau escucha a Xi Jinping en el polémico aparte de ayer, en la cumbre del G-20 en Bali.

El presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, protagonizan un vídeo que se ha viralizado en las últimas horas y que muestra una insólita bronca del comunista al liberal, en un corrillo en mitad de la cumbre del G20 que se ha desarrollado en Bali. El líder asiático ha acusado al americano de comportarse de manera inapropiada y filtrar a los medios de comunicación -esos que en China son tan tan libres- el contenido de una reunión previa entre los dos mandatarios, durante la reunión en Indonesia.

“Todo lo que discutimos se filtró a un periódico; eso no es apropiado”, le dijo Xi a Trudeau a través de un intérprete durante un encuentro informal, añadiendo que la conversación previa no se desarrolló “de esa manera”, según ha recogido la cadena canadiense CBC. Por su parte, Trudeau le contestó que desde Ottawa creían en el “diálogo libre, abierto y franco”. “Seguiremos buscando trabajar juntos de manera constructiva, pero habrá cosas en las que no estaremos de acuerdo”, expresó.

Xi le espetó que primero había que crear “las condiciones” para ese diálogo, tras lo que le estrechó la mano y se alejó. La interacción fue grabada por periodistas y publicada en Twitter por un reportero de CTV National News, según ha recogido Bloomberg.

Tras ello, Trudeau aseguró en rueda de prensa que las conversaciones con Pekín no iban a ser fáciles. “Sabemos que China es un actor global importante en la economía y tiene un impacto muy grande en los eventos de todo el mundo”, indicó el primer ministro. En ese sentido, explicó que Ottawa estaría en la arena internacional “para cuestionar los derechos humanos y los valores que son importantes para los canadienses”, según ha informado el diario canadiense The Globe and Mail.

En la reunión filtrada en cuestión, antes de este intercambio tenso entre los dos líderes, los medios de comunicación canadienses informaron que el primer ministro canadiense le había planteado al presidente chino “serias preocupaciones” de interferencias por parte de Pekín en los asuntos internos de Canadá.

En concreto, según la CBC, Trudeau expresó su desacuerdo sobre el arresto y detención de dos canadienses, así como por los informes publicados en la cadena de televisión Global News sobre la financiación clandestina de al menos una decena de candidatos en las elecciones presidenciales de 2019.

Ottawa, que se ha mostrado reacia a criticar a Pekín en aras de promover los vínculos económicos y comerciales, ha endurecido su discurso contra China después de acusar a Pekín de “interferir de forma agresiva” en la política canadiense.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR