Liz Truss 'la breve' no es la única: otros suicidios políticos que nadie olvida

Liz Truss ya es pasado en el Reino Unido. La política conservadora se ha visto obligada a dimitir tras solo 45 días en el cargo, convirtiéndose en la primera ministra más breve de la historia del país.

Su decisión de bajar los impuestos a los más ricos provocó el colapso de la libra esterlina y la terminó obligando a dar marcha atrás en sus medidas económicas, quedando su Gobierno en una situación agonizante. Sin embargo, Truss no ha sido la única en tomar malas decisiones que le terminaron costando el puesto. Estos son algunos ejemplos.

Al igual que Liz Truss, François Hollande, Christian Wulff, David Cameron y José María Aznar también cometieron errores graves. (REUTERS/Getty/Getty/Getty)
Al igual que Liz Truss, François Hollande, Christian Wulff, David Cameron y José María Aznar también cometieron errores graves. (REUTERS/Getty/Getty/Getty)

1. François Hollande, de ganar las elecciones a hacer casi desaparecer al partido

En 2012, los socialistas recuperaron el Gobierno en Francia tras casi dos décadas de los conservadores en el poder. François Hollande se impuso en las elecciones a Nicolas Sarkozy por un estrecho margen (51% frente a 48%), pero su lustro en el cargo fue desastroso, con una política económica errática y con la lucha contra el terrorismo como gran prioridad.

Se convirtió en el presidente más impopular de la V República y por eso decidió no presentarse a la reelección. Su sucesor, Benoit Hamon, pagó las consecuencias de su gestión y solo obtuvo en las elecciones de 2017 un 6,3% de los votos. Los socialistas pasaron así de obtener 18 millones de papeletas a solo 2,2 millones en cinco años, convirtiéndose en una fuerza residual.

2. José María Aznar y los atentados de ETA

El 11 de marzo de 2004 se produjeron una serie de ataques terroristas en Madrid. Apenas tres días después se iban a celebrar elecciones generales y aunque José María Aznar no se iba a presentar, sí que su sucesor, Mariano Rajoy, partía como favorito. Sin embargo, la forma de afrontar estos atentados condenó al PP a la derrota.

Y es que el Gobierno popular defendió en todo momento y sin pruebas que habían sido cometidos por ETA y no por Al Qaeda. El día de los comicios el PSOE se impuso por cinco puntos al PP.

3. David Cameron y los referéndums

Una parte importante del caos actual que vive Reino Unido hay que agradecérselo a David Cameron. Su mandato es recordado por dos importantes decisiones que hoy en día siguen marcando la actualidad del país. Por un lado, el referéndum sobre la independencia de Escocia en 2014, que pretendía acabar con las ansias independentistas, pero que no solo no ha cerrado la reivindicación, sino que los escoceses quieren celebrar una nueva consulta próximamente.

Por el otro, el referéndum del Brexit que significó la salida del Reino Unido de la Unión Europea y cuyas consecuencias negativas son hoy más visibles que nunca. Cameron defendió la permanencia, por lo que el resultado de las urnas precipitó su dimisión. Cabe recordar que en ese momento el tema no era una gran reivindicación social, por lo que convocó la consulta para reivindicarse y salió escaldado.

4. Christian Wulff y sus amenazas por teléfono

El presidente de Alemania entre 2010 y 2012 estaba siendo investigado por los medios de comunicación por corrupción y tráfico de influencias. El medio sensacionalista Bild iba a publicar nuevos hallazgos y Christian Wulff llamó al redactor jefe del periódico. Al no coger la llamada, el político dejó un mensaje amenazante al periodista en el contestador, alertándole de las consecuencias de publicar esa información.

Al día siguiente el mensaje apareció en todos los medios y en cuestión de semanas Wulff ya era pasado en la política alemana.

Magdalena Andersson solo duró siete horas como primera ministra de Suecia. (Photo by MICHAL CIZEK/AFP via Getty Images)
Magdalena Andersson solo duró siete horas como primera ministra de Suecia. (Photo by MICHAL CIZEK/AFP via Getty Images)

5. Magdalena Andersson, primera ministra durante siete horas

Tras la dimisión de Stefan Löfven como primer ministro sueco en 2021, Magdalena Andersson fue elegida por los socialdemócratas para ocupar su lugar. Sin embargo, apenas duró en el cargo siete horas. En la mañana del 24 de noviembre recibió la confianza del Parlamento, mientras que por la tarde no consiguió aprobar las cuentas, viéndose forzada a la dimisión.

Sin embargo, unos pocos días después sí que consiguió formar Gobierno en solitario, aunque su mandato ha sido breve. Las elecciones generales, celebradas en septiembre de 2022, han supuesto su derrota y posterior marcha.

6. Argentina, cinco presidentes en solo 11 días

En medio de un clima de graves protestas sociales y con una crisis económica devastadora, Argentina llegó a tener cinco presidentes en solo 11 días, a finales de 2001 y principios de 2002. El primero fue Fernando de la Rúa, que estaba en el cargo y presentó su dimisión. Le siguieron Ramón Puerta, Adolfo Rodríguez Saá, Eduardo Camaño y Eduardo Duhalde. Este último consiguió un poco de estabilidad, al mantenerse más de un año en el cargo.

EN VÍDEO I “Pablo Casado, siempre te recordaremos”: mandan una corona funeraria a Génova tras el último escándalo del PP

Más historias que te pueden interesar: