Ni Liz Truss ni Rishi Sunak mejorarán las tensas relaciones entre Londres y Bruselas

·2 min de lectura

Los militantes del Partido Conservador elegirán al primer ministro británico en las próximas semanas. Pero para Bruselas, resulta poco probable que alguno de los dos aspirantes, el ex ministro de Economía Rishi Sunak o la ministra de Exteriores Liz Truss, supongan a corto plazo una mejora para las maltrechas relaciones entre Bruselas y Londres.

¿Colas? ¿Qué colas?

Desde el Brexit, se forman largas colas en el puerto de Dover para cruzar a Francia. Pero ambos candidatos niegan rotundamente que estas molestias tengan algo que ver con la necesidad de comprobar cada pasaporte.

"¿Se puede culpar al Brexit de las largas colas que hemos visto el fin de semana en Dover?, pregunta la presentadora.

"NO", contestan los dos.

Londres no quiso libertad de movimientos

El Gobierno francés insiste en que el nuevo sistema llevará su tiempo y es el resultado del Brexit duro que Londres prefirió.

"Antes, la gente se limitaba a pasar los controles de Dover", explica Nathalie Loiseau, eurodiputada y ex secretaria de Estado de Francia para Asuntos Europeos. "Ahora todos los coches deben detenerse y cada pasaporte debe ser sellado. No es algo bilateral, sino lo que otros Estados miembro y la Comisión Europea piden hacer a los oficiales de aduanas y policías franceses".

Los votantes tories y el Brexit

Algunos analistas consideran que al dirigirse la actual campaña solo a la militancia tory, en general ardiente partidaria de la salida de la Unión Europea, el debate sobre las duras consecuencias del Brexit apenas existe.

"Si quieres ganar los votos Garvan Walsh, antiguo asesor del partido conservador. "Porque la mayoría de las veces hacen como si esas dificultades no existieran o las atribuyen a la intransigencia de la Unión Europea. No va a haber mucha honestidad sobre el Brexit, al menos hasta el final de la lucha por el liderazgo".

Truss antes quería quedarse

Los dos candidatos son defensores de la línea dura de Brexit. Liz Truss, antes paladín de la permanencia, consolidó su cambio de chaqueta durante su tiempo en el Gobierno de Boris Johnson.

Por lo que salga quien salga de estos comicios internos cuyo cuyo resultado se conocerá en septiembre, las espadas entre Londres y Bruselas seguirán en alto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente