Liz Truss promete "transformar" Reino Unido en su primer discurso como primera ministra

·1 min de lectura

Liz Truss comienza su mandato lleno de promesas. A su vuelta de Balmoral, en Escocia, donde fue recibida por la jefa de Estado, la reina Isabel II, la nueva líder conservadora acudió al número 10 de Downing Street para realizar su primer discurso como primera ministra de Reino Unido, en el que ha prometido que prometido relanzar al país:

"Transformaremos Gran Bretaña en una nación con aspiraciones, con empleos bien pagados, calles seguras y donde todos, en todas partes, tengan las oportunidades que se merecen. Hoy comenzaré con ello y llevaré a cabo acciones cada día para hacerlo realidad. Unidos con nuestros aliados, defenderemos la libertad y la democracia en todo el mundo, ya que no podemos tener seguridad en casa sin tener seguridad en el exterior."

Liz Truss ha presentado una estrategia que combina una bajada de impuestos, una reducción del precio del combustible y una profunda reforma del sistema sanitario.

"Cumpliendo con la economía, con la energía y con el NHS (Servicio Nacional de Salud) pondremos a nuestra nación en la senda del éxito a largo plazo".

La apodada por la prensa como la dama de Hierro, asume un país sumido en una grave crisis económica debido al aumento de los precios y la inflación, en medio de un panorama internacional incierto.

Desde esta mañana, tras su audiencia con la reina, Liz Truss ha pasado a la historia como la tercera mujer en asumir el cargo de primera ministra de Reino Unido.

Su predecesor, Boris Johnson, quien tuvo que renunciar al cargo debido a su participación en varios escándalos y por la presión de su partido, ha elogiado la labor de la nueva líder, demostrando que tanto él como su partido, confían en Truss.