Liz Truss ya no les vale a los británicos tras solo un mes en el cargo

Los últimos años en el Reino Unido han estado marcados por la inestabilidad. Y de ella tampoco se libra su primera ministra, Liz Truss. La conservadora lleva menos de un mes en el cargo, después de que fue elegida por las filas de su partido el pasado 6 de septiembre y ya una amplia mayoría de la sociedad quiere su marcha. Una buena prueba de lo rápido que van las cosas en el país y del hartazgo que hay con su clase política.

Una encuesta reciente de YouGov ha presentado unos datos demoledores para la recién elegida primera ministra, tras la caída de Boris Johnson. La pregunta era clara: ¿debería dimitir Liz Truss de su cargo o debería conservar su puesto?

Liz Truss, primera ministra de Reino Unido. (Photo by Aaron Chown/PA Images via Getty Images)
Liz Truss, primera ministra de Reino Unido. (Photo by Aaron Chown/PA Images via Getty Images)

Un 51% de las personas afirmaron que la antigua ministra de Relaciones Exteriores debería marcharse, mientras que solo un 25% opinó que debería quedarse en el número 10 de Downing Street. El 24% restante no sabía.

Ni siquiera entre las filas conservadoras Truss obtiene apoyo, ya que un 36% de los votantes 'tories' también creen que debe dimitir. Entre los partidarios del Brexit, un 43% son de la misma opinión, subiendo hasta el 63% entre los defensores de la permanencia en la Unión Europea.

Este sondeo viene a confirmar lo que era un secreto a voces: que el Partido Conservador vive un periodo de grave crisis que amenaza incluso el futuro de la formación. Ya en el mes de agosto, con Boris Johnson a punto de marcharse y con su popularidad por los suelos, otra encuesta de YouGov señaló que el exalcalde de Londres arrasaría en una contienda a Truss.

Una encuesta entre 1089 miembros de las filas 'tories' mostró que un 46% optarían por Johnson como líder conservador (pese a todos sus escándalos), mientras que solo un 24% lo harían por la actual primera ministra. Es decir, la política de Oxford no es solo que no enganche a la sociedad, es que ni siquiera cuenta con un respaldo importante en sus propias filas.

Los laboristas son muy favoritos a la victoria en las próximas elecciones. (Photo by OLI SCARFF/AFP via Getty Images)
Los laboristas son muy favoritos a la victoria en las próximas elecciones. (Photo by OLI SCARFF/AFP via Getty Images)

De hecho, si se celebraran ahora las elecciones generales, la formación conservadora se llevaría un enorme batacazo. Las cifras más recientes apuntan a que los laboristas se situarían cerca del 50% de los votos (se quedaron en el 32% en 2019), mientras que los 'tories' caerían hasta el 27% (frente al 43% que sacaron en los anteriores comicios. La debacle iría acompañada además de una pérdida enorme de asientos, que pondría en jaque a la formación.

Y es que el debut de Truss como primera ministra no ha sido precisamente afortunado, Una de sus primeras medidas fue anunciar una rebaja de impuestos que tuvo consecuencias dramáticas para la libra esterlina. Una medida muy impopular que se ha visto obligada a retirar ante la presión social y la insistencia dentro del propio partido ante el temor a un enorme batacazo electoral.

Una crisis en mayúsculas que se une a la polémica gestión de Johnson, a los efectos negativos que ya empiezan a ser visibles del Brexit o a una inflación que está golpeando duramente la economía.

Está por ver si Reino Unido empieza a levantar cabeza tras varios años de lo más erráticos o si, por el contrario, el país sigue sumido en esta espiral autodestructiva que tanto daño le está haciendo. El tiempo para Truss se agota pese a que todavía no suma siquiera 30 días en el cargo.

EN VÍDEO I Surrealismo puro en el Reino Unido: ciudadanos llenando bolsas de gasolina en medio del caos

Más historias que te pueden interesar: