Liverpool pone en marcha programa masivo de pruebas de covid-19

·2 min de lectura
Dos soldados con equipo de protección en el Centro de Exposiciones de Liverpool realizan pruebas masivas y rápidas para detectar el COVID-19, el 6 de noviembre de 2020
Dos soldados con equipo de protección en el Centro de Exposiciones de Liverpool realizan pruebas masivas y rápidas para detectar el COVID-19, el 6 de noviembre de 2020

El gobierno británico lanzó el viernes un nuevo programa de detección masiva en Liverpool, una ciudad del norte de Inglaterra muy afectada por la segunda ola de coronavirus, con la esperanza de que esta prueba piloto ofrezca una salida al confinamiento.

Un día después de la entrada en vigor en Inglaterra del segundo confinamiento contra la pandemia, previsto durante cuatro semanas, se ofrece al medio millón de personas que viven y trabajan en Liverpool la posibilidad de someterse a pruebas de detección, tengan o no tengan síntomas, para "romper la cadena de transmisión" del virus, según un comunicado del ejecutivo. 

El popular entrenador del club de fútbol de la ciudad, Jürgen Klopp, animó a la población a participar en un vídeo publicado en Twitter. "Hazlo por ti, por tu familia, por tus colegas y por tu ciudad", instó el alemán.

Las autoridades sanitarias desplegaron diferentes tipos de pruebas, incluida una que da resultado en una hora sin necesidad de un laboratorio. 

Para organizar esta gigantesca operación, la primera en el Reino Unido que incluye a toda una ciudad, se movilizó a casi 2.000 militares y se instalaron nuevos centros de testeo en lugares como gimnasios.

Las pruebas pueden realizarse también en casa, en hospitales, en residencias de ancianos, escuelas y lugares de trabajo.

"Es un proyecto piloto y no lo haremos todo bien a la primera, pero es una oportunidad increíble para reducir las tasas de transmisión y volver a la vida normal más rápido", afirmó el director de salud pública de la ciudad, Matt Ashton.

Si tiene éxito, el gobierno espera poder extender este examen masivo a otras partes de Inglaterra para acompañar el desconfinamiento, previsto para el 2 de diciembre.  

"Estas pruebas ayudarán a identificar a los miles de personas de la ciudad que no presentan síntomas, pero que pueden estar infectando a otros sin saberlo. Dependiendo de su éxito en Liverpool, trataremos de distribuir millones de estas nuevas pruebas rápidas para Navidad", dijo el martes el primer ministro Boris Johnson. 

El líder conservador está siendo muy criticado por su gestión de la pandemia, acusado por la oposición laborista de retrasar las medidas pese a que el Reino Unido es el país más castigado de Europa con más de 48.000 muertos.

Ya se han realizado exámenes masivos en otras partes del mundo, en particular en Eslovaquia, que sometió a prueba a dos tercios de su población a principios de noviembre, en Luxemburgo y en algunas ciudades chinas. 

pho-map-acc/bl