Cómo limpiar bien el váter: siete dudas resueltas

·3 min de lectura
Una persona limpiando un váter. (Photo: Getty)
Una persona limpiando un váter. (Photo: Getty)

El retrete es un elemento indispensable en todos los hogares, que todos usamos varias veces al día, y uno de los lugares de la casa cuya limpieza resulta más importante.

Sin embargo, no todo el mundo lo hace de la misma manera, y las distintas costumbres —como dejar sumergida la escobilla en líquido limpiador en su bote o no— o la frecuencia de su limpieza pueden suponer incluso un punto de fricción en la convivencia, ya sea en un piso compartido o con la pareja.

Estas son las claves que la experta en orden y limpieza Eva Ruiz, más conocida en redes sociales como Eva la Ordenada, para dejar el inodoro como los chorros del oro:

¿Es mejor usar lejía, limpiabaños u otros productos?

“Lo importante es mantener siempre limpio, no esperar a que se haga una costra o quede cal”, deja claro Ruiz.

Como explica, en su casa utiliza “detergente de retrete para el mantenimiento diario” y cuando éste está “más perjudicado”, recurre a poner bicarbonato y vinagre —se deja actuar y luego se frota— o, simplemente, lejía.

“No es necesario tener 8.000 productos para el baño. Hay que encontrar el que mejor te funciona a ti, el que te es más práctico y utilizar ese”, aconseja.

¿Limpiar por dentro con escobilla o con estropajo?

La autora de Manual de orden y limpieza ve bien utilizar la escobilla para limpiar el interior. “Es imporante que en el bote de la escobilla no haya líquido, no haya agua, y si podemos poner la escobilla a secar, muchísimo mejor”, puntualiza.

Es importante asegurarse de que la escobilla está en buenas condiciones, porque “limpiamos CON la escobilla pero no limpiamos LA escobilla y vamos repartiendo esos gérmenes”.

¿Limpiar de fuera hacia dentro o al revés?

“Lo que suelo hacer es primero el interior. Por ejemplo, cuando uso el bicarbonato y el vinagre y dejo que actúe, y mientras limpio el exterior”, detalla.

Y un detalle importante: “Por último, termino con el interior frotando, no solo tirando de la cadena, porque lo único que estamos haciendo es poner detergente para que se lo lleve el agua”.

Poner líquido limpiador en el bote de la escobilla, ¿sí o no?

No es algo que Ruiz recomiende, por el peligro de limpiar con un líquido sucio. “Igualmente, podemos crear moho en la escobilla. Yo prefiero que esté seca”, asegura.

Además, hay que pensar que al sacar la escobilla del recipiente ésta puede gotear al suelo, con lo cual, dará más trabajo para limpiar.

¿Es recomendable poner limpiadores de los que se pueden colgar?

“No soy muy fan de estos colgadores. Si pones un detergente, tiras la cadena y se lo lleva, no ha limpiado nada, lo que ha hecho es arrastrarlo con el agua”, reflexiona.

“Estos productos lo que dan es sensación de limpieza y de buen olor pero realmente no limpian, y a la larga además también terminan manchando, dejando surcos”, agrega.

¿Con cuánta frecuencia hay que limpiar el retrete?

Malas noticias para quienes limpien una vez a la semana. “Todo dependerá de cuánto se utilice, pero si es a diario, uno de casa normal y corriente, hay que limpiarlo todos los días, y más si lo utiliza más de una persona”, afirma Ruiz.

¿Es importante bajar la tapa?

Eva la Ordenada recuerda otra importante clave de higiene: “Tirar de la cadena con la tapa cerrada, que está para eso, para que no salpique al exterior”. Y lo resume de manera muy simple: “Si no, estamos repartiendo por ahí todo lo que se iba para abajo”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente