"Limite sus parejas sexuales": el llamamiento desesperado de la OMS

·4 min de lectura
Un sanitario administra la vacuna frente a la viruela del mono a un paciente en Chicago (EEUU), el pasado 25 de julio. (Photo: Vincent Johnson/Xinhua via Getty Images)
Un sanitario administra la vacuna frente a la viruela del mono a un paciente en Chicago (EEUU), el pasado 25 de julio. (Photo: Vincent Johnson/Xinhua via Getty Images)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró hace unos días la viruela del mono como emergencia de salud pública preocupante a nivel internacional. La alerta existía desde mediados de mayo, cuando principalmente Reino Unido y España comenzaron a detectar casos sospechosos de lo que hasta entonces era sólo una rara enfermedad endémica en África.

Dos meses después, sólo en Europa se han reportado 12.000 casos –sospechosos o confirmados– de viruela del mono, según datos de la OMS. En su último comunicado, el director regional de la OMS para Europa, Hans Henri P. Kluge, insta a todos los países a “actuar de inmediato, con urgencia” para poder “anticipar, controlar y parar la transmisión” de un virus del que todavía queda “mucho que aprender”.

Las vacunas por sí solas no acabarán con el broteHans Henri P. Kluge, director regional de la OMS para Europa

En el comunicado, emitido este martes, Kluge advierte de que “las vacunas por sí solas no acabarán con el brote de viruela del mono”, sino que las personas que estén en riesgo también deben tomar medidas de forma individual. Pese a que el organismo es consciente del estigma que puede suponer –y supone– para el colectivo LGTBI, la OMS constata que los casos se han registrado “principalmente” en hombres que tienen sexo con hombres. Ante esto sólo cabe actuar, sostienen, desde las autoridades a las comunidades más afectadas, dejando a un lado “el estigma y la discriminación”.

Aunque existen casos cuyo origen no ha podido ser establecido, la OMS recuerda que la forma más habitual de transmisión es el contagio por contacto sexual –“piel con piel durante las relaciones sexuales”–. Es, por tanto, este tipo de transmisión en el que se centran principalmente las autoridades sanitarias.

Las recomendaciones y demandas de la OMS

En su comunicado, la Organización Mundial de la Salud hace un cuádruple llamamiento, a los sanitarios, a las comunidades e individuos más afectados, a los ministerios y a los gobiernos, para frenar la propagación de esta enfermedad. A los profesionales sanitarios, les pide “eliminar cualquier barrera” en la realización de pruebas, vacunación o atención médica, de modo que los pacientes acudan sin miedo a los centros ante una sospecha de infección; que den bajas médicas a los pacientes para que puedan aislarse; que eviten juzgar o estigmatizar a las personas que acudan a consulta.

A las personas que están en mayor riesgo –“hombres que tienen sexo con hombres, especialmente aquellos con múltiples parejas sexuales”–, la OMS recomienda: informarse sobre las formas de transmisión y protección; aislarse si tienen sospecha de contagio; plantearse “limitar las parejas e interacciones sexuales en este tiempo” y no fiarlo todo a la vacuna. “Puede que sea un mensaje duro, pero actuar con precaución puede salvaguardarte a ti y a tu comunidad”, reconoce Hans Henri P. Kluge, director regional de la OMS para Europa. Y prosigue: “Aunque la vacuna pueda estar disponible para personas con mayor riesgo de exposición, no es una bala de plata. [...] Si crees que tienes monkeypox, aíslate, no practiques sexo mientras te recuperas y no asistas a fiestas o grandes eventos donde se produzcan contactos estrechos”.

La vacuna no es una bala de plata. Si crees que tienes la enfermedad, aíslate, no practiques sexo y no asistas a grandes fiestas

En tercer lugar, la OMS insta a las autoridades sanitarias y de salud pública a incrementar la vigilancia, investigación, diagnóstico y rastreo de casos de viruela del mono; a trabajar con los grupos y comunidades que estén en mayor riesgo y difundir mensajes significativos para cortar la transmisión. “Es probable que haya muchos casos sin detectar, lo cual alimenta más el brote”, advierten. A los gobiernos de Europa y Asia Central, la OMS pide colaboración entre regiones, primero para generar evidencia sobre vacunas y antivirales destinados a frenar esta enfermedad, después para ser equitativos en el reparto de estas fórmulas.

El 8% de los casos ha requerido hospitalización

Kluge explica que, dentro de la región europea que monitoriza la OMS, la viruela del mono se ha registrado en 37 países, donde ya existe transmisión local. De los casi 12.000 casos detectados en los dos últimos meses en la zona, el 8% de los pacientes ha necesitado hospitalización y no se ha producido ninguna muerte.

En el continente africano, donde la viruela del mono se conoce desde hace décadas, la enfermedad no se considera especialmente grave, aunque en ocasiones sí se cobra víctimas mortales, incluidos niños, ancianos y personas con enfermedades subyacentes. En lo que va de año, cinco personas han muerto en África de esta enfermedad, señala la OMS.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Vídeo | Las incógnitas sobre la viruela del mono: lo que aún no sabemos

undefinedundefinedundefined

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente