Limitados por el covid, los turistas del Golfo descubren Ucrania

·3 min de lectura

En el centro histórico de Leópolis, sauditas con indumentaria tradicional árabe montan en calesas y juegan al ajedrez. La imagen es curiosa en esta ciudad del oeste de Ucrania habitualmente visitada por europeos.

Pero con las restricciones sanitarias para viajar a Europa occidental, los turistas de los países del Golfo, especialmente de Arabia Saudita, se han dejado seducir este año por los encantos de Ucrania.

Antes de la pandemia, Asma, una saudita de 32 años, viajaba regularmente al Viejo Continente con su marido y sus dos hijos. Este año, por primera vez, la familia visitó Leópolis (Lviv en ucraniano) y la capital Kiev.

"Los bares, la comida, el café... todas las cosas aquí son increíbles", dice encantada frente a la emblemática ópera de Leópolis.

La llegada de estos visitantes árabes, facilitada por un régimen de exención de visado aprobado en 2020 y unos vuelos directos poco costosos, representa una oportunidad para reimpulsar la industria turística ucraniana tras un año terrible debido a la pandemia.

"Debemos aprovechar esta oportunidad", dice el guía Bogdan Gets. Su agencia, Tchoudo Tour, transporta en un trenecito a los turistas por las calles adoquinadas de la ciudad, célebre por una arquitectura que mezcla los estilos renacentistas, clásico y modernista.

- Aumento del 3.900% -

En el primer semestre de 2021, 14.000 turistas sauditas visitaron Ucrania, frente solo 350 en el mismo periodo del año anterior, según la agencia turística nacional. El incremento es del 3.900%.

Hasta ahora, Leópolis, uno de los principales atractivos de Ucrania, recibía esencialmente turistas polacos, bielorrusos, turcos, alemanes o británicos.

Conociendo ya Estados Unidos y Europa occidental, Hassan, un empresario saudita de 64 años, escogió Ucrania por recomendación de unos amigos y asegura estar "muy contento" de su estancia de casi un mes en un país donde es "fácil viajar".

Contrariamente a los occidentales, "todavía condescendientes" hacia los visitantes del Golfo, Hassan encuentra que la antigua república soviética es "más enérgica, más dinámica".

"Vamos a volver seguro con nuestra hija y nuestro hijo", dice sentado en una terraza de un café de Kiev, junto a su esposa, que luce un hiyab.

Según explica Anna Naida, responsable de la cadena Kredens Cafe de Leópolis, la llegada de estos turistas atrapó a contrapié a los restauradores, que tuvieron que adaptarse rápidamente.

Tras la sorpresa inicial, imprimieron los menús en árabe y, para respetar las costumbres musulmanas, reemplazaron el cerdo por el pollo en sus bocadillos. "Y no tenemos alcohol en el menú, es nuestro punto fuerte", dice Naida.

Las tiendas de recuerdos también lucen escritos y carteles en árabe. "Es un empujón hacia el cambio", añade esta restauradora.

- La lluvia, "mágica" -

Llegados de climas muy áridos, estos turistas aprecian los árboles y la lluvia de Ucrania, explica a la AFP Khrystyna Kagoui, del grupo hotelero Reikartz en Leópolis.

"Las habitaciones que dan aunque sea mínimamente a los árboles y el parque están muy solicitadas", indica esta hotelera.

El guía Bogdan Gets asegura no haber visto jamás adultos más contentos por mojarse bajo la lluvia. "Les encanta. Decían haber venido a Leópolis a propósito, no les interesaba nada más".

Para Asma, las gotas de lluvia son casi "mágicas". "Diríamos que es el paraíso", exclama esta mujer, que promete volver a Ucrania todos los años.

Los medios locales advierten del riesgo que la popularidad decaiga una vez se levanten las restricciones en otras partes de Europa y señalan que, pese a este aluvión inesperado, la recuperación todavía es lenta en el conjunto del sector turístico.

Así, el número de visitantes extranjeros en Ucrania se dividió por 4,5 en 2020 respecto al año anterior. En el primer semestre de 2021 solo mejoró un 9% en relación a los seis meses precedentes.

osh/ant/rco/dbh/es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente