La limitación del sueldo de los alcaldes propuesta por el Gobierno supondrá un ahorro de poco más de 300.000 euros

Reforma de la ley de gobierno local

Los regidores de seis grandes ciudades verán reducido su salario en al menos un 28 por ciento

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Limitar a un máximo de 68.000 euros el sueldo anual de los alcaldes españoles supondrá un ahorro para las arcas del Estado de poco más de 300.000 euros, puesto que sólo una quincena de regidores tiene actualmente ingresos por encima de esa cifra. Quien más cobra es el alcalde de Barcelona, con 109.000 euros al año.

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas está trabajando en unas tablas salariales en las que se homologarán los sueldos municipales a los de los altos cargos del Estado y se tendrá en cuenta el número de habitantes de la corporación local. Así, ningún regidor cobrará más que un secretario de Estado, cuya retribución en los actuales Presupuestos Generales está fijada en 68.365 euros, un sueldo que cobrarán los regidores de grandes ciudades, mientras que el resto cobrará por debajo de ese tope.

Muchos alcaldes de ciudades españolas perciben un sueldo superior a 68.000 euros, una situación que el Gobierno quiere cambiar con la fijación de baremos, que también afectarán a los concejales, de forma que si el regidor cobra como un secretario de Estado sus ediles percibirán un sueldo un poco menor, que se fijará restando un determinado porcentaje.

28% MENOS PARA ALCALDES DE SEIS GRANDES CIUDADES

Así pues, y según los datos recabados por Europa Press, los alcaldes de grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Málaga y Zaragoza verán reducido su sueldo una media de al menos un 28 por ciento.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que cobra unos 94.703 euros al año, verá reducido su sueldo cuando la nueva ley entre en vigor en un 28,2 por ciento, es decir, en aproximadamente 26.703 euros. Xavier Trias, regidor de la segunda ciudad de España, Barcelona, percibe un salario aún mayor, casi 110.000 euros anuales, por lo que la reducción llegará al 38,15 por ciento (unos 41.939 euros).

En caso de que Valencia también sea incluida por el Gobierno en el estatus de grandes ciudades, su alcaldesa, Rita Barberá, perderá al menos un 21,8 por ciento de sueldo, ya que pasaría a cobrar 19.000 euros menos de los 87.000 al año que actualmente percibe.

El regidor de Bilbao, Iñaki Azkuna, es el segundo alcalde con mayor sueldo, casi 96.400 euros anuales, por lo que vería reducida su retribución en un 29,4 por ciento, mientras que el de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, que cobra 91.812 euros, se recortaría el salario en un 26 por ciento. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, también tendría que bajarse el sueldo, por lo menos un 24 por ciento de los 89.574 euros al año que actualmente percibe.

Sólo hay una gran ciudad española en la que el alcalde no vería tocado su sueldo público: el sevillano José Ignacio Zoido cobra como diputado del Parlamento andaluz, ya que renunció a su sueldo como alcalde, y percibe unos 43.580 euros al año. Zoido completa esta retribución con la que recibe como presidente del PP andaluz.

UNA VEINTENA DE ALCALDES CON MÁS DE 68.000 EUROS

Pero no sólo los alcaldes de grandes ciudades cobran sueldos por encima de los 68.000 euros. Los regidores de otras 13 localidades de distinto tamaño y población --San Sebastián, Vitoria, Barakaldo, Alcorcón, Móstoles, Jaén, Burgos, Valladolid, Girona, Lleida, Badalona, Cáceres y Castellón-- tendrán que rebajar sus sueldos ajustándolos a los baremos que establezca el Gobierno. Junto con las ciudades antes mencionadas, el contribuyente se ahorraría en sueldos de alcaldes más de 314.000 euros anuales.

A pesar de ello, son mayoría las ciudades españolas cuyo regidor tiene un sueldo inferior a 68.000 euros. De las 56 ciudades consultadas por Europa Press --que incluyen todas las capitales de provincia y otras grandes ciudades--, sólo en 19 de ellas el salario supera esta cantidad, mientras que en la mayoría del resto el sueldo medio se sitúa entre los 50.000 y los 60.000 euros.

No obstante, los tablas salariales podrían cambiar las retribuciones en todos los casos, siempre según la población que tenga la ciudad en cuestión. Y también en el caso de los concejales de la corporación, por lo que el ahorro del contribuyente sería aún mayor.

PUBLICIDAD