Lima despide conmovida a sus "héroes del bicentenario"

Agencia EFE
·4 min de lectura

Lima, 16 nov (EFE).- Los jóvenes Inti Sotelo y Jack Pintado, muertos por la represión policial en la protesta del sábado, recibieron una sentida y concurrida despedida en Lima por parte de cientos de personas que los reconocieron como los "héroes del bicentenario".

Una larga fila de dolientes le dio el pésame a los familiares de ambos jóvenes en los velatorios instalados en los populares distritos de Rímac y San Martín de Porres, antes de que los féretros partan a los camposantos.

Inti Sotelo era un estudiante de turismo, de 24 años, y un entusiasta viajero por el país, según los videos de sus travesías que compartió en sus redes sociales.

Sus maestros y compañeros lo recuerdan como un alumno aplicado y colaborador con todas las actividades de su carrera.

Tenía una hermana melliza llamada Killa, por lo que ambos eran el Sol (Inti en quechua) y la Luna (Killa) para su madre, que hoy llora desconsolada por la muerte de su hijo.

CONTRA GOBIERNO DE MERINO

Inti participó en la marcha del sábado 14 de noviembre en el centro de Lima, donde miles de jóvenes se congregaron para rechazar el Gobierno de Manuel Merino y reclamar que el Congreso se metió "con la generación equivocada" al nombrar a un gobernante considerado ilegítimo por la población.

Al caer la noche de ese sábado, la Policía Nacional desató una violenta represión contra los jóvenes que se acercaron al Congreso y varios cayeron heridos por perdigones, entre ellos Inti y Jack, que fallecieron a los pocos minutos en hospitales cercanos.

"Estamos aquí con los danzantes de tijeras porque para nosotros la muerte es simplemente un camino, no hay entonces tristeza, nos alegramos porque ha trascendido, se ha convertido rápido en un ser de luz", comentó a Efe el denominado representante del Consejo Inca de Lima, Huanca Inti, al participar en el velatorio del joven.

HÉROES DEL PUEBLO

En medio de danzas andinas y música, el llamado jefe originario del pueblo afirmó que "Inti ha hecho honor a su nombre" y tiene que convertirse "en un héroe más porque entregó su vida de manera gloriosa".

"Este chico estaba yendo con su palabra, pero los asesinos lo atacaron a sangre y fuego, creyeron matarlo, no lo han matado, al contrario aceleró el triunfo", apuntó Huanca Inti.

Precisamente, el presidente Merino renunció a la presidencia del Perú al día siguiente de esa movilización multitudinaria.

Paradójicamente, el Parlamento dedicó este lunes un minuto de silencio por la muerte de ambos jóvenes antes de votar por el nuevo presidente del Legislativo que será a su vez el sucesor de Merino en la Presidencia de la República.

Como Inti, que falleció por heridas de perdigones en el tórax, Jack Pintado, de 22 años, murió por el disparo de perdigones de plomo en el rostro, cuello y brazo que le ocasionaron la muerte casi de inmediato.

Jack dejó sus estudios universitarios por razones económicas y se dedicaba a ayudar a su padre en su trabajo de construcción.

CRUENTAS MUERTES

"Para mí, mi hijo siempre va a ser un luchador, siempre lo voy a llevar así, aunque pase el tiempo", declaró a Efe su padre Óscar Pintado Sandoval en el velatorio rodeado de arreglos florales.

"Yo no deseo a nadie que encontrara a su hijo con diez perdigones de plomo dentro de su cuerpo, no le deseo a nadie ver a su hijo que lo abran, ¿usted sabe lo que es mirar a una persona que han abierto (en la morgue)?, solamente imagínenlo, es traumático", expresó Pintado parado cerca al féretro de Jack.

Sumamente afectado, el padre afirmó que "si estoy de pie es porque solamente estoy recibiendo fuerzas de Dios y el aliento del pueblo".

El padre de Jack dijo que muchos jóvenes que acudieron a darle el pésame le han contado que, en las marchas de los últimos días, ellos veían "la intención de la Policía, que provocaban a la juventud para que ellos puedan atacar".

Por ese motivo, Pintado subrayó que quiere ver a los responsables de estas muertes "detrás de las cárceles para que quede ese precedente, para que este tipo de matanzas no vuelvan a ocurrir".

JÓVENES COMPROMETIDOS

La tía de Jack, Olga Reátegui, recordó a su sobrino como un muchacho emprendedor y muy interesado en unirse a las manifestaciones animado en que se solucione la crisis política en el país.

"Pienso que ahora debe estar un poco satisfecho porque ahorita lo toman en todo el Perú como los héroes", expresó Reátegui en declaraciones a Efe antes de acompañar a los restos de su sobrino hasta el cementerio.

La indignación por la muerte de ambos jóvenes llevó a un grupo de amigos de Jack Pintado a reclamar ante la comisaría de su distrito para que bajen la bandera nacional a media asta como señal de luto.

A raíz de estas víctimas y de las decenas de heridos por la represión policial del sábado pasado, la Fiscalía de la Nación ha abierto una investigación contra Merino y su exprimer ministro Antero Flores-Aráoz por homicidio calificado, lesiones graves y otros cargos.

(c) Agencia EFE