Los líderes de la nueva política ¿dónde estaban hace 10 años y cómo llegaron hasta aquí?

Los cinco candidatos, en el debate previo a las elecciones del 10 de Noviembre. (Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)


España va a terminar la década más fragmentada que nunca y con la irrupción de la extrema derecha en buena parte de sus instituciones. Un quinteto de fuerzas, que apuntaban a ser seis antes del descalabro de Íñigo Errejón y Más País, impensable hace apenas una década. Diez años en los que el bipartidismo ha comenzado a flaquear ante el crecimiento desigual de Unidos Podemos, Ciudadanos y Vox. Pero no sólo estas tres formaciones son relativamente novedosas en la historia de España, sino más aún sus líderes, ninguno de los cuales llega a los 50 años. ¿Y sabes dónde estaban todos ellos entonces? Aquí te lo explicamos.

  • Pedro Sánchez (PSOE)

Si no en la primera, Pedro Sánchez ya estaba en la segunda línea política hace una década. Aunque lo oculte en su biografía oficial, el actual presidente del Gobierno en funciones era consejero de la Asamblea General de Caja Madrid como representante socialista del Ayuntamiento de Madrid, donde fue concejal hasta que, a finales de 2009, abandonó Cibeles para ocupar el escaño que dejó vacante el exministro de Economía Pedro Solbes.

Economista de profesión y licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el centro universitario María Cristina, adscrito a la Complutense, Sánchez pasó rápidamente a formar parte del equipo de campaña del candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba y comenzó a aficionarse a las redes sociales con un estilo que ha sido objeto de múltiples chanzas al ser revisitado años después. Después llegaron las primarias, la decapitación por parte del aparato liderado por Susana Díaz y las segundas primarias que le devolvieron a la primera línea política hasta alcanzar la cima con la moción de censura a Mariano Rajoy.

 

  • Pablo Casado (PP)

Pablo Casado acababa de casarse en 2009 con su esposa, Isabel Torres, y lo había celebrado en una boda entre cuyos invitados destacaban el expresidente del Gobierno José María Aznar y su mujer, Ana Botella, o la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Una lista de vips que evidencia que Casado ya se dedicaba a la política al principio de la década. De hecho, y a diferencia de la mayoría de sus rivales, el 'liberal Casado' apenas conoce otro oficio como forma de ganarse la vida.

Salvo un fugaz paso por el departamento jurídico del área de banca privada en Ginebra (Suiza) del Banco Santander, jamás se ha dedicado al Derecho. Carrera que estudió en la Universidad Complutense con un expediente sorprendente dado que, según se ha demostrado, aprobó la mitad de las asignaturas en tan solo cuatro meses y cuando ya compaginaba los estudios con el desempeño de su puesto como diputado madrileño. Unas tareas entre las que sobresalió a ojos del partido y que le llevaron a escalar hasta el puesto de director de gabinete en Faes de Aznar -entre 2009 y 2012- cuyas tesis ha devuelto al ideario actual del Partido Popular que dirige tras vencer en primarias a Soraya Sáenz de Santamaría.

  • Santiago Abascal (Vox)

Procedente de una familia de Amurrio, Santiago Abascal está metido en política desde los 18 años, incluso antes de cursar sus estudios de Sociología en Deusto, aunque no siempre ha militado en el mismo partido. De hecho, hace una década, el actual líder del partido de extrema derecha Vox estaba afiliado al PP. Precisamente en 2009 fue cuando dio uno de los pasos que más han marcado su trayectoria política nacional ya que, al no conseguir escaño en el Parlamento vasco, decidió hacer las maletas a Madrid de la mano de Esperanza Aguirre.

En la capital ejercería como presidente de la Agencia de Protección de Datos, primero, y gerente de la Fundación para el Mecenazgo y Patrocinio Social, después. Un chiringuito con un solo empleado, el propio Abascal, y por el que cobró un sueldo de hasta 83.000 euros anuales. Su trayectoria política parecía apagarse con el rumbo moderado que Rajoy le estaba dando al PP y fue en 2013 cuando se dio de baja del Partido Popular por el rumbo “traidor” de Mariano Rajoy y decidió embarcarse en la tarea de fundar Vox junto al exvicepresidente del Parlamento Europeo, Vidal-Quadras, el exministro de la UCD, Ignacio Camuñas y el filósofo González Quirós. Al poco tiempo apostó por el euroescepticismo y la radicalización de su mensaje deshaciéndose de varios de los fundadores para reformar una cúpula en la que hoy en día destacan los Ortega Smith y Espinosa de los Monteros.

 

 

  • Pablo Iglesias (Podemos)

Uno de los que aún no estaba en política hace 10 años es Pablo Iglesias. Pero por poco. El por entonces profesor de en la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense de Madrid dejaba atrás su etapa estudiantil -incluido un Erasmus en Bolonia, Italia- acababa de obtener su doctorado por una tesis sobre la acción colectiva postnacional pero ya tenía en mente hacerlo e incluso soñaba con asaltar las instituciones desde las reuniones asamblearias de nombre Promotora de Pensamiento Crítico que ya empezaba a impulsar junto a nombres que tal vez les suenen: Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón, entre otros.

Lo que en origen parecía una quimera por el inexpugnable sistema bipartidista español, empezaría a dar síntomas de agotamiento a los pocos años gracias, entre otros, a las redes sociales y a las tertulias televisivas con las que se dio a conocer dejándose por el camino los piercings que lucía en orejas y ceja por recomendación de su equipo de campaña.

En muy poco tiempo han conocido su techo y su suelo electoral, y aunque se ha profetizado su desaparición en varias ocasiones, Podemos está a punto de colocar a uno de los suyos como vicepresidente del Gobierno.

  • Albert Rivera (Cs)

2019 ha terminado con la retirada política de su histórico líder nacional. Y aunque todo apunta a que Inés Arrimadas será su sucesora, la existencia de una gestora en Ciudadanos obliga a analizar a esta formación en base al liderazgo emprendido por Albert Rivera. El dirigente catalán ha dirigido Ciudadanos desde su fundación. Un partido de los denominados de 'nuevo cuño' pero que ya suma 13 años de historia. El germen naranja que creció en Cataluña data de 2006, y apenas un año después Rivera lograba entrar en la el Parlament de Cataluña tras una polémica campaña en la que el cabeza de lista naranja aparecía desnudo bajo el lema 'Sólo nos importan las personas; nos importas tú'. En 2009 tuvo, cómo no, uno de sus múltiples volantazos al presentarse a las ellecciones europeas con Libertas, partido ultraderechista y xenófobo.

Licenciado en Derecho y Master en Derecho por el centro privado de Esade, y campeón de España de 'La Liga de Debate Universitario', Rivera proponía como eje central de su programa "superar la obsesión identitaria que ahoga el dinamismo de la sociedad catalana", corregir las "distorsiones engendradas por el nacionalismo" y rechazar la "imposición" del catalán como lengua "única" del sistema de enseñanza. Eso a pesar de que antes de dar el salto nacional, el partido se hacía llamar 'Ciutadans'. Pudo facilitar la composición de un Gobierno en verano, pero sus vetos personales a Pedro Sánchez propiciaron la repetición de elecciones en lo que se ha demostrado un error estratégico histórico. Ahora Ciudadanos está a punto de desaparecer o de ser engullido por el PP.

Más historias que te pueden interesar: