Libro de investigador francés arroja luz sobre el Plan Cóndor en América Latina

Adolfo GUIDALI
·3 min de lectura
El abogado paraguayo Martín Almada en Madrid el 14 de abril de 1999
El abogado paraguayo Martín Almada en Madrid el 14 de abril de 1999

La lucha del abogado y defensor de los derechos humanos paraguayo Martín Almada, que desembocó en el hallazgo de toneladas de documentos del siniestro Plan Cóndor, es el eje de un libro que acaba de publicar en Francia el escritor y periodista Pablo Magee.

Almada, acusado de "delito de terrorismo intelectual" sobrevivió a cuatro años en las cárceles del dictador paraguayo Alfredo Stroessner. En 1978 fue liberado gracias a la presión internacional y se exilió en Francia, donde trabajó en la Unesco.

A fines de 1992, con la ayuda de un juez paraguayo y de su propia esposa, María Stella Cáceres, actual directora del museo de Las Memorias en Asunción, Almada logró sacar a luz los 'Archivos del Terror' sobre el plan perpetrado conjuntamente por fuerzas militares de varios países, sobre todo del Cono Sur americano, apoyadas por la CIA a partir de mediados de la década de 1970.

"¡Esto es grande!" había destacado la mujer tras aquel hallazgo histórico.

Pablo Magee (París, 1985), un intelectual francés que reside en Paraguay desde hace tiempo, conoció a Almada y creó un vínculo poderoso que se tradujo en un libro al que dedicó siete años y que es tan atípico como fundamental para interpretar aquellos años de terrorismo de Estado.

"La noche en que conocí a Martín en su casa hablamos durante seis o siete horas sin parar. Me contó su historia personal y su descubrimiento de aquellos archivos", que integran el Archivo de la Memoria del Mundo de la Unesco, contó Magee a la AFP.

Desde entonces, Almada y él recorrieron medio mundo y, entre otros, éste convenció al papa Francisco para que abriera los archivos del Vaticano sobre el Plan Cóndor.

Magee había encontrado una razón ideal para escribir. No es casual que fuera nada menos que el escritor republicano español Jorge Semprún, sobreviviente de los campos de concentración nazis, quien le inculcara "la obsesión por el deber de hacer memoria", cuando era estudiante en el liceo Frédéric Mistral de Aviñón, en Francia.

- "Bajo escucha" -

La vocación de Magee no se limita a su relación con Semprún. Cuando estudiaba en Londres tuvo como profesora a una persona que trabajó para el secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger (premio Nobel de la paz en 1973), en momentos en que la CIA colaboró en el golpe de Estado en Chile contra Salvador Allende, y que renunció y partió al Reino Unido al descubrir la línea de la política exterior de su país.

"Ella me inoculó el virus por intentar comprender el funcionamiento de las dictaduras en América Latina", afirma.

Pero la investigación en Paraguay para "Opération Condor" (Éditions Saint-Simon, París 2020), "no fue nada sencilla", confiesa.

"Advertí que estaba bajo escucha y que era vigilado desde muy cerca. Luego llegaron las amenazas y ataques informáticos contra mi correo electrónico. Un día, todos los e-mails vinculados a mi investigación fueron borrados. Todo aquello no fue fácil de sobrellevar pero, supongo, forma parte de ese universo", explica.

Para Magee, "la defensa de los derechos humanos y de la memoria no es terreno neutral en ninguna parte y menos aún en América Latina donde estos asuntos son muy recientes o actuales".

En ese sentido, Martín Almada afirma por su parte que aquel cóndor "todavía vuela", en virtud de los últimos acontecimientos políticos en América Latina, citando el auge de la extrema derecha.

El libro de Magee fue prologado por Costa Gavras, cineasta muy interesado en el tema de las dictaduras en América Latina, con películas como "Missing" (o "Estado de sitio"). "Un broche de oro para este ciclo", destaca Magee.

La publicación en español de "Opération Condor" está prevista en Buenos Aires en una fecha aún por determinar, según el autor.

age/mar