Últimos días para hacerse con un clásico de los documentos oficiales, el Libro de Familia

M. J. Arias
·2 min de lectura

Tras más de un siglo de historia entre sus páginas y acompañando a las familias españolas, ha llegado el momento de dejar marchar al Libro de Familia. A partir del próximo viernes, 30 de abril, dejará de ser expedido por los registros civiles y ese cuadernillo con tapas azules y hojas para apuntar los datos de los contrayentes y de su descendencia se convertirá en casi una reliquia. En su lugar entrará en vigor un nuevo sistema de registro modernizado y digital.

Al Libro de Familia le quedan tres días contados para pasar a ser reliquia. (Foto: Yahoo Noticias)À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€À€
Al Libro de Familia le quedan tres días contados para pasar a ser reliquia. (Foto: Yahoo Noticias)

El del Libro de Familia, que aún se podrá conseguir esta semana, ha sido un largo adiós. Responde, como recuerdan en Las Provincias, a lo recogido en la Ley 20/2011 del Registro Civil, cuya aplicación ha sido prorrogada en varias ocasiones. Pero esta ya es la definitiva. A partir de ahora no se entregará este documento con motivo del matrimonio o nacimiento de un hijo y su lugar lo ocupará un registro telemático con los datos de cada individuo. Aunque, eso sí, los ya entregados seguirán manteniendo su vigencia.

Desde el mencionado diario valenciano se han puesto en contacto con varios registros civiles y estos les han manifestados sus dudas, ya que aún no conocen cuáles serán las directrices exactas que deben seguir a partir del día 30 de abril. De momento, esperan instrucciones.

Con motivo de la despedida del Libro de Familia, aquí van algunas curiosidades sobre su historia centenaria y cómo ha ido cambiando a lo largo de los años, que no ha sido mucho:

  • Nació el 15 de noviembre de 1915, en tiempos del reinado de Alfonso XIII por el Ministerio de Gracia y Justicia. Los primeros, según un reportaje de ABC, costaban una peseta. Ahora es un trámite gratuito.

  • A partir de la década de los cuarenta, durante la dictadura de Franco, se incluyó la foto de los contrayentes

  • Después de 1960 la foto dejó de ser obligatoria.

  • En el año 1942, según El diario de Jerez, se permitió incluir nuevas nupcias y se añadieron anotaciones “a efectos de su empleo en los regímenes de Subsidios Familiares”

  • En 1943 el precio subió a tres pesetas, salvo para quienes se inscribían como pobres que lo recibían gratis.

  • También durante el franquismo se usó para controlar, por ejemplo, a las parejas que acudían a los hoteles y se les exigía en recepción para comprobar que estaban casados.

  • Con la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo delante de los nombres de los componentes de la pareja se incluyó en ambos casos la mención D./Dª. Antes solo figuraba uno en cada uno.

  • La madres solteras empezaron a poder solicitarlo en 1981.

EN VÍDEO | Héroes locales: luchando contra el matrimonio infantil a través del taekwondo