Un libro explora el trayecto vital de los manteros, de Dakar a Barcelona

Manteros se manifiestan en el centro de Barcelona. EFE/ Enric Fontcuberta/Archivo

Barcelona, 1 dic (EFE).- Analizar la venta ambulante desde "una mirada de largo recorrido", intentar "trazar una historia de la migración" y asumir que la apuesta por la manta es "la consecuencia final" de un sistema que dificulta a los migrantes en situación irregular ganarse la vida de otra forma.

Estos son algunos de los retos que el periodista Yeray S. Iborra afronta en su libro "Vida Mantera", publicado por Fundació Periodisme Plural y Editorial Octaedro, que se sirve de lo vivido por Mohammed, Awa, Fatou y Aziz, entre otros, para acercar al lector historias que no suelen abundar en el día a día de los medios cuando se habla de comercio ambulante.

"Cuando hacemos periodismo de actualidad nos dedicamos a categorizar a los colectivos, a las personas, y a dar solo pocas pinceladas sobre sus vidas", sostiene Iborra en declaraciones a Efe, y añade que, así, los medios "dejan fuera toda una serie de elementos sobre la ecuación" que explica el fenómeno de la manta.

Deben explicarse "sus trayectos, sus familias, sus defectos" para que, con relación a la venta ambulante, "no gane esta idea de seguridad y orden público por encima de un debate que es de derechos, de violencia y de criminalización de un colectivo".

Iborra sabe lo complicado que es hacer periodismo de actualidad y tratar con el cuidado que merece este asunto: en 2016 empezó a trabajar en Catalunya Plural y tuvo que lidiar con los coletazos de la enésima polémica veraniega a cuenta del comercio ambulante, un tema utilizado como "arma arrojadiza de primer nivel" y usado como "herramienta política".

"Ha habido un maridaje entre el discurso político y los medios que ha provocado que el debate sobre la venta ambulante sea más de orden público que social", lamenta Iborra, que apunta: "No puede ser que no nos preguntemos qué hace una persona trabajando en la calle durante doce años sin su situación regularizada".

El autor del libro sitúa en la Ley de Extranjería "la madre del cordero" de la situación de los manteros en España, aunque reconoce que este es "un problema estructural del mundo" que se da en otras latitudes, esencialmente en grandes urbes.

"Vida mantera" emprende un viaje desde Dakar hasta la capital catalana "con el objetivo de comprender por qué Mohammed quiso entrar en su televisor y llegar a Europa de un salto; por qué Aziz pasó su juventud a bordo de una patera; por qué Awa no sabe dónde está su marido o como Fatou abandonó la calle para presidir una cooperativa con más de una docena de trabajadores, todos ellos antiguos manteros", señala la reseña editorial del libro.

La obra no solo mira hacia atrás, también se fija en el presente y en un ejemplo de "autoorganización" que dio una salida a varios manteros.

Se trata del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, que cuenta con una pequeña tienda en el barrio barcelonés del Raval y comercializa ropa bajo la marca Top Manta.

El libro, que por ahora puede comprarse en su edición en catalán, se publicará también en castellano en 2020.

Que haya salido adelante ha sido posible gracias a las horas dedicadas por Iborra, a quien en 2017 concedieron la beca Devreporter de LaFede.cat para trabajar en un especial sobre venta ambulante.

Martí Puig Leonardi