Libertad provisional para La Manada bajo fianza de 6.000 euros

Daniel Ventura Herranz

Otra vez La Manada, otra vez la indignación. La Audiencia Provincial de Navarra ha decretado este jueves la libertad provisional de los cinco jóvenes condenados a nueve años de cárcel por un delito de abuso sexual a una chica en los Sanfermines de 2016. Tienen que pagar una fianza de 6.000 euros cada uno y estarán en la calle.

Allá donde vayan, escucharán el clamor de todos aquellos que mostraron su indignación cuando se hizo pública su sentencia y que volverán a evidenciarla ahora que los jueces han decidido permitirles volver a pisar la calle. Este jueves, tras conocerse la medida, ya se han producido movilizaciones y mañana viernes se han convocado varias marchas en diversas ciudades españolas.

El tribunal, el mismo que sentenció a los acusados y los condenó por abuso sexual con prevalimiento, debía tomar una decisión. Los condenados están a punto de cumplir el plazo máximo de dos años en prisión preventiva y los jueces tenían ante sí dos opciones: la libertad provisional o una prórroga del encarcelamiento. Han optado por lo primero, con un voto divergente.


Esto significa que José Ángel Prenda, Ángel Boza y Jesús Escudero, que permanecen en la cárcel de Pamplona (Navarra), y Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo, que se encuentran en la prisión de Alcalá Meco (Madrid), recobrarán la libertad en cuanto ingresen el importe de la fianza que se les ha impuesto.

"Si salen, nosotras ocupamos las calles"

La decisión del tribunal ha vuelto a encender los ánimos. Nada más conocerse la medida, se ha convocado una marcha en Pamplona para protestar contra ella. El grito de "no es abuso, es violación" ha vuelto a escucharse en la plaza Consistorial, como se escuchó cuando se conoció que los integrantes de La Manada eran condenados por abuso...

Sigue leyendo en El HuffPost