Liberan a un periodista de Al Jazeera tras cuatro años detenido en Egipto

·2 min de lectura
El periodista de Al Jazeera Mahmoud Hussein, el 11 de febrero de 2020 en la cárcel de Tora en El Cairo, Egipto

Egipto liberó al periodista de Al Jazeera Mahmoud Hussein tras más de cuatro años preso, acusado de "difundir informaciones falsas", dijo el viernes una fuente de seguridad a la AFP.

El periodista egipcio, en detención provisional desde diciembre de 2016, fue puesto en libertad el jueves por la noche, precisó esta fuente.

La cadena de televisión catarí, que no ha confirmado aún su liberación, había denunciado en numerosas ocasiones su detención sin acusación formal, ni proceso ni condena.

Gamal Eid, presidente de la oenegé Red Árabe para la información sobre los derechos humanos (ANHRI, según sus siglas en inglés), dijo a la AFP que se había tomado la decisión de liberar a Hussein, pero que el informador aún "no ha vuelto a su casa".

Otra oenegé, el Observatorio Egipcio para el Periodismo y los Medios publicó en Facebook que el tribunal penal de El Cairo decidió el lunes liberar a Hussein, sospechoso de "incitación a la sedición" y "difusión de informaciones falsas".

Los llamamientos para que fuera liberado se multiplicaron, comenzando por Amnistía Internacional.

En mayo de 2019 un tribunal había ordenado su puesta en libertad pero una semana después aparecieron nuevas acusaciones contra él y siguió encarcelado.

Mahmoud Hussein, de nacionalidad egipcia, trabajaba para la televisión Al Jazeera en su sede central en Doha y fue detenido en diciembre de 2016, tras días después de su llegada a Egipto donde se disponía a pasar unas vacaciones con su familia.

En junio de 2017, Egipto fue uno de los países árabes que rompió sus relaciones con Catar, al que acusaba de apoyar a los Hermanos Musulmanes, considerado por El Cairo una organización terrorista.

En este contexto, la cadena Al Jazeera era considerada una especie de tentáculo de los Hermanos Musulmanes.

Las relaciones bilaterales se retomaron el 20 de enero, dentro del proceso de reconciliación regional iniciado días antes entre Catar y otros países de la región.

El gobierno del presidente Abdel Fatah al Sisi, en el poder desde que los Hermanos Musulmanes fueron depuestos en 2013, es acusado frecuentemente por oenegés de acallar a la oposición, sea islamista o laica.

Las autoridades egipcias niegan estas acusaciones y aseguran que su intención es luchar contra el terrorismo y la inestabilidad.

str-mon/hkb/hc/bl/es