Liberan a un periodista estadounidense en Myanmar condenado a once años de prisión

·3 min de lectura

El periodista Danny Fenster quedó en libertad este lunes luego de negociaciones entre el exdiplomático Bill Richardson y los miembros de la junta militar gobernante. El trabajador de la prensa ya está rumbo a su país de origen tras ser detenido en mayo y condenado a más de una década en prisión el pasado viernes. Aún quedan cientos de periodistas recluidos por los militares, que tomaron el poder en febrero.

Este lunes se concretó la puesta en libertad del periodista estadounidense Danny Fenster, quien permanecía preso en Myanmar desde mayo por sus trabajos periodísticos donde criticaba a la Junta Militar que subió al poder tras el golpe de Estado de febrero contra la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

Después de las reuniones que el exdiplomático estadounidense Bill Richardson mantuvo con el grupo gobernante, incluido el líder Min Aung Hlaing, se resolvió que Fenster recibiera una amnistía y volviera a suelo norteamericano. Sin embargo, el ataque a la prensa no terminó aquí, ya que aún hay cientos de periodistas detenidos.

Desde el 1 de febrero, cuando los militares tomaron el poder de la frágil democracia en Myanmar, decenas de trabajadores de los medios fueron detenidos por publicaciones que ponían en duda la autoridad de la Junta Militar y fueron acusados de difundir información falsa.

Según indica el grupo de derechos Assistance Association for Political Prisoners, más de diez mil personas fueron arrestadas desde que arrancó el golpe y 1.260 resultaron asesinadas por los hechos de violencia que rondan Myanmar, la mayoría por represión policial en protestas.

Con 37 años, Fenster era editor jefe de la revista digital independiente ‘Frontier Myanmar’ cuando fue arrestado y condenado a once años de cárcel. Fue el primer periodista occidental derivado a prisión en los últimos años en Myanmar.

Luego de un misterioso proceso judicial, lo sentenciaron a tres años por tratar de "deslegitimar" a la junta militar, otros tres por asociación ilegal y cinco por quebrantar la Ley de Inmigración. También tenía cargos por sedición y terrorismo.

Este mismo lunes ya salió de Myanmar para dirigirse a Qatar y desde allí emprender el regreso a Estados Unidos. El Centro Richardson publicó una imagen del diplomático y el periodista abordando el avión.

Richardson manifestó en un comunicado que están "muy agradecidos de que Danny finalmente pueda reconectarse con sus seres queridos, quienes han estado defendiéndolo todo este tiempo, contra inmensas probabilidades".

El exdiplomático mantuvo conversaciones mano a mano con el líder birmano Min Aung Hlaing, siendo hasta acá uno de los pocos miembros internacionales que pudieron reunirse con él.

Myawaddy TV, el medio propio del Ejército, confirmó este lunes que Fenster recibió una amnistía después de ser condenado el último viernes. También hicieron lo propio con los pedidos de dos japoneses con el fin de “mantener la amistad” entre naciones.

Anthony Blinken, secretario de Estado estadounidense, celebró la gestión que se realizó para liberar a Fenster. “Estamos contentos de que Danny pronto se reunirá con su familia mientras seguimos pidiendo la liberación de otros que siguen encarcelados injustamente”, manifestó.

Es uno de los pocos extranjeros que se ha reunido con el líder de la junta, Min Aung Hlaing, en Myanmar desde que encabezó el golpe. El general se encuentra entre varios sujetos a sanciones de Estados Unidos y aliados occidentales.

Con EFE, Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente