Liberan a opositores armenios detenidos tras los disturbios por Nagorno Karabaj

·2 min de lectura
Una muchedumbre se manifiesta contra el acuerdo de alto el fuego con Azerbaiyán en la región de Nagorno Karabaj, el 11 de noviembre de 2020 en Ereván, frente a la sede del Gobierno de Armenia
Una muchedumbre se manifiesta contra el acuerdo de alto el fuego con Azerbaiyán en la región de Nagorno Karabaj, el 11 de noviembre de 2020 en Ereván, frente a la sede del Gobierno de Armenia

La justicia armenia puso en libertad el viernes a figuras de la oposición, detenidas tras disturbios en una protesta contra la firma por parte Armenia de un acuerdo que consagra la victoria azerbaiyana en el conflicto de Nagorno Karabaj.

Gaguik Tsarukyan, jefe del partido Armenia Próspera, "fue liberado de prisión" pues su "detención era ilegal", indicó su abogado en Facebook, Erem Sarkissyan, tras una decisión en este sentido de un tribunal de Ereván.

Abogados de otros diez opositores detenidos el jueves también anunciaron la liberación de sus clientes por el mismo motivo.

Habían sido detenidos, según el servicio de investigación de la fiscalía, por "organización ilegal de desórdenes de masa violentos", delito que se castiga con 10 años de cárcel.

La madrugada del martes, la sede del gobierno y el parlamento fueron invadidas y parcialmente saqueadas por cientos de manifestantes, especialmente de la oposición, que protestaban contra el acuerdo que firmó el primer ministro Nikol Pashinyan.

Este acuerdo pone fin al conflicto que enfrentó durante seis semanas a separatistas armenios y fuerzas azerbaiyanas en la región de Nagorno Karabaj.

Según este texto, Azerbaiyán conserva los territorios conquistados en la provincia separatista que estaban bajo control armenio desde principios de los años 1990.

Cerca de 2.000 soldados de mantenimiento de la paz rusos serán desplegados en el lugar, para garantizar la supervivencia de la república autoproclamada.

Pashinyan asegura que firmó este acuerdo "doloroso" a petición del ejército y responsables separatistas. De lo contrario, según él, la totalidad de la región habría pasado bajo control azerbaiyano.

El primer ministro también acusa a la protesta de estar dirigida por una oligarquía corrupta fruto del antiguo régimen, derrocado en 2018 por la revolución popular que lo alzó al poder.

Una nueva manifestación de la oposición está prevista el viernes en Ereván. Las dos anteriores habían congregado a entre 2.000 y 3.000 personas.

mkh-im/alf/rco/cac/bc/mar