Liberan en Badajoz los primeros linces nacidos en cautividad de la campaña 2021

Agencia EFE
·3 min de lectura

Llera (Badajoz), 15 feb (EFE).- Extremadura ha liberado este lunes a los tres primeros linces ibéricos nacidos en cautividad de los siete que se prevé soltar esta campaña 2021, todos ellos en la zona del río Matachel, en la provincia de Badajoz

Rea y Ribadeu son los nombres de los dos ejemplares, hembra y macho, de algo menos de un año de edad, criados en el centro de cría de Zarza de Granadilla (Cáceres) que han sido soltados en una zona de monte bajo cercana al municipio de Llera.

Antes, a primera hora de la mañana, y si la presencia de los medios de comunicación, ha sido puesto en libertad un tercer ejemplar del centro de reproducción de la Olivilla (Jaén).

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, ha asistido a la suelta de la pareja de linces ibéricos junto a la directora del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, María Jesús Rodríguez.

Esta liberación forma parte del proyecto Life Linx Conect, en el que participan también las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y Andalucía y que este año contará con un presupuesto de unos 18 millones de euros.

En la zona de cortados del río Matachel, cercano a la sierra de Hornachos, viven unos 60 ejemplares de lince ibérico de los 153 que viven en libertad después de los distintos programas de reintroducción de la especie que se iniciaron el año 2011 en España y Portugal.

Ese año ambos países decidieron poner en marcha programas para la cría en cautividad, después de confirmar que la especie se extinguía, ya que apenas quedaba un centenar en libertad.

En esta zona del río Matachel hay ahora mismo unas 15 hembras reproductoras.

La coordinadora del programa de reintroducción del lince de la Junta de Extremadura, María Jesús Palacios, ha asegurado que este año todos los ejemplares del programa se soltarán en esta zona, que ha sido escogida por la gran población de conejos que tiene, un alimento básico para el lince.

También ha sido elegida por la abundancia de pastos y matorral y la existencia de árboles donde descansan los linces, y de rocas, que las hembras usan como parideras.

"Aquí ya hay otra pareja de linces, pero digamos que son vecinos; así que esta zona está libre y no hay mejor sitio para soltarlos", ha señalado Palacios.

Los linces puestos en libertad este lunes no tienen ninguna relación de parentesco, ya que se escoge a los animales más diferentes genéticamente de cada centro, ya que uno de los problemas de esta especie es la consanguinidad y las enfermedades derivadas de la misma.

A partir de ahora los linces se aclimatarán al lugar y en unos meses buscarán una posible pareja para reproducirse con el que objetivo de que "haya relación entre los ejemplares soltados en las distintas zonas", ha apuntado Palacios.

Mientras tanto los animales serán monitorizados de forma casi continua por los técnicos del programa a través de las señales que les envían los animales, a los que se les ha puesto una antena de radio y una señal GPS.

También hay un equipo de trabajo de campo, que controla la evolución de los animales puestos en libertad, que se complementa con las imágenes e información que facilitan los vecinos de los pueblos de la zona cuando ven un lince.

(c) Agencia EFE