Liberan a 75 alumnos secuestrados en una escuela de Nigeria

·2 min de lectura

Un portavoz del Gobierno compartió imágenes de los escolares sanos y salvos. Desde diciembre de 2020, más de 1.100 niños han sido secuestrados por bandidos armados que buscan lucro por medio de rescates.

Los 75 estudiantes secuestrados por hombres armados en la Escuela de Secundaria Diurna del Gobierno en Koya, en el estado de Zamfara, el 1 de septiembre, han sido liberados. Esto gracias a la presión impuesta por una ofensiva militar a los secuestradores aunque se desconoce si hubo un pago de por medio. La noticia la dio a conocer la televisión estatal nigeriana este lunes 13 de septiembre.

El gobernador de Zamfara, Bello Matawelle, recibió a los estudiantes el domingo. Un portavoz de su administración compartió fotos de las víctimas a distintos reporteros. Sin embargo, no precisó cuándo fueron puestos en libertad exactamente.

Las autoridades del país africano habían optado por truncar las fuentes de comunicación al mismo tiempo que las fuerzas de seguridad actuaban contra las pandillas. En efecto, los ciudadanos tampoco han tenido acceso a información. El estado de Zamfara es uno de los más afectados por las olas de secuestros a manos de bandidos armados.

Este domingo por la noche, un ataque a una base militar perpetrado por pandilleros dejó un saldo de 12 soldados muertos. Matawelle pidió el cierre inmediato de todas las escuelas de pregrado tras el ataque.

Desde diciembre de 2020, más de 1.100 menores de edad han sido secuestrados en Nigeria

De esta cifra, decenas de jóvenes continúan en cautiverio. Las autoridades afirman que fueron secuestrados por bandidos que buscan lucrarse con los rescates. Este último rapto precede al del 14 de agosto, donde 18 alumnos y trabajadores de la Escuela de Agricultura y Ciencias Animales en Zamfara fueron secuestrados y rescatados a finales de ese mes.

En mayo de este año, bandidos secuestraron a 136 niños, algunos de cinco años de edad, en la escuela islámica Salihu Tanko al norte de Nigeria. Lo hicieron a bordo de motocicletas y utilizando la fuerza.

Y en febrero, el estado de Zamfara tuvo que lidiar con el secuestro de 279 alumnas de un colegio de mujeres en Jangebe. Fueron puestas en libertad el 2 de marzo.

En algunos casos, los secuestradores asesinan a sus víctimas cuando los familiares no responden a las condiciones de rescate, que en su mayoría, son altas sumas de dinero.

Este año, un rapto que se llevó a cabo en una universidad en el estado de Kaduna, le costó la vida a cinco estudiantes.

En efecto, este 12 de junio, Muhammadu Buhari, el presidente de Nigeria, se comprometió a ponerle un fin a esta ola de secuestros, que tienen como principal blanco a las escuelas.

Con AP, EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente