Liam Neeson revela el problema que le hace llorar de dolor

·2 min de lectura
Photo credit: Dave J Hogan - Getty Images
Photo credit: Dave J Hogan - Getty Images

Liam Neeson es un actor muy popular tanto por sus reconocidas interpretaciones como por sus numerosas participaciones en diferentes tipos de películas. El ganador de un premio Óscar y protagonista de 'La lista de Schindler' acumula hasta 142 rodajes entre series y filmes. Sin embargo, lo que poca gente sabía hasta ahora es que este norirlandés de 69 años ha sufrido mucho durante los últimos tiempos por un problema físico.

Según ha revelado Liam Neeson en una entrevista en la cadena británica Radio 5, sus noches se habían convertido en un infierno de dolor que le impedía dormir bien. "Tenía pequeños dolores en la pierna y calambres en mitad de la noche", ha confesado sobre un problema que se convirtió en crónico y que se fue agravando.

"Un amigo mío me preparó una cita con un terapeuta que emplea masajes en bailarines de Broadway. El dolor me hizo llorar, fue una agonía cuando se deshizo de los cristales de ácido láctico en mi pierna", recordó con sinceridad el actor de 190 metros de altura y 90 kilogramos de peso.

A pesar de la sesión, Liam Neeson continuaba con dolor y durante un tiempo era incapaz de utilizar los músculos afectados por los calambres. Para el actor que más venganzas ha encarnado en el cine, eso suponía no solo un inconveniente para los rodajes sino también para su vida diaria.

Photo credit: Dave J Hogan - Getty Images
Photo credit: Dave J Hogan - Getty Images

El norirlandés siguió buscando soluciones a un problema que suele asociarse con el exceso de ejercicio y la deshidratación. Un posible motivo era que su transformación durante los últimos años para ser un hombre de acción quizás le había pasado factura. En el año 2008, ' Venganza' supuso su salto al cine de mayor adrenalina y eso supuso también un esfuerzo físico para alguien que ya había soplado 55 velas en su cumpleaños. Desde entonces, ha encadenado proyectos similares.

Sin embargo, la solución llegó de una manera inesperada. En una conversación con el terapeuta Liam Neeson reconoció que bebía bastante café. "Me dijo que el problema podía rebajarse si cambiaba al descafeinado", señaló el actor. "Y los calambres han desaparecido en un 90 %", ha reconocido el protagonista de 'Infierno Blanco', quien ahora no sufre de la misma manera el dolor crónico que le hacía llorar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente