Ley Trans: El PSOE se enfrenta a la soledad en el Congreso por no retirar sus enmiendas

Protestas en la sede del PSOE en Madrid contra las enmiendas presentadas a la Ley Trans.
Protestas en la sede del PSOE en Madrid contra las enmiendas presentadas a la Ley Trans.

Protestas en la sede del PSOE en Madrid contra las enmiendas presentadas a la Ley Trans.

La tramitación de la Ley Trans en el Congreso coloca al PSOE en una posición complicada y que abocan al grupo a la soledad parlamentaria si, tal como han pedido sus socios de Gobierno y el resto de los socios parlamentarios, no retira las enmiendas presentadas al texto del Ministerio de Igualdad y mantiene el texto salido del Consejo de Ministros.

Este miércoles se cumplía el plazo para presentar las enmiendas a la futura Ley Trans y Unidas-Podemos junto a otros nueve grupos parlamentarios han presentado una batería de enmiendas -más técnicas que de fondo- con un claro mensaje al partido de Pedro Sánchez: retirar las 37 enmiendas presentadas y adherirse al texto tal como entró en el registro del Congreso.

Fue el lunes cuando el grupo socialista registró sus propuestas en las que, entre otras cosas, propone modificar el proyecto de ley para que los menores de 16 años y mayores de 12 necesiten una autorización judicial para poder cambiar de sexo en el registro.

Unas enmiendas que han provocado que la ministra de Igualdad, Irene Montero, haya mostrado su “enorme” preocupación ya que, según sus palabras, el PSOE “ha incumplido el compromiso de no tocar el corazón de la ley trans que yo pacté con Carmen Calvo, en ese momento, vicepresidenta del Gobierno, referido a la libre determinación de la identidad de género para personas mayores de 18 años y también para las niñas y los niños trans”.

Si el PSOE, por un lado, y Unidas Podemos y sus aliados, por otro, se mantienen en dos bloques sin llegar a un entendimiento, abocan a la Ley Trans a un atasco en su tramitación, tal como apunta El País. La calculadora y la lógica parlamentaria indica que los 120 diputados del PSOE, sin Podemos y los demás socios, tendrían muy complicado que prosperaran sus enmiendas. Lo más probable es que los 72 parlamentarios que reunen todos los grupos las rechacen, como se prevé que hagan los 88 del PP y los 52 de Vox. Ciudadanos todavía no ha manifestado su posición.

Enmiendas técnicas a la Ley Trans

Unidas Podemos, junto a ERC, EH Bildu, Junts, BNG, PdeCAT, PNV, Más País, Compromis y Coalición Canaria han presentado una batería de enmiendas, de la mano del colectivo trans, para proponer que la documentación administrativa y los formularios incluyan a las personas “no binarias”, y para que se articulen “medidas que permitan omitir, a petición de la persona interesada, la mención relativa al sexo en sus documentos oficiales”.

Por otro lado, en otra de las enmiendas, los grupos plantean que la atención a las personas trans se incluya “en la cartera básica de servicios” del Sistema Nacional de Salud, “cubriéndose los distintos tratamientos necesarios relacionados con los procesos de transición”; y respecto a la inscripción del nacimiento de las personas intersexuales, plantean ampliar de uno a 10 años el plazo máximo durante el cual puede figurar en blanco la mención del sexo del menor.

Entre las enmiendas presentadas al proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI, no figura ninguna enmienda conjunta del PSOE y Unidas Podemos, pese a que es algo habitual en los proyectos de ley que remite el Gobierno al Congreso.

Sobre los menores de edad, Esquerra Republicana propone que en nombre de los menores de 12 años, la solicitud la puedan realizar sus representantes legales, debiendo ser oído el menor y acompañando la solicitud de “documentación que acredite haber obtenido con al menos un año de anterioridad, el reconocimiento de la identidad sexual por parte de alguna Administración Pública o el cambio de nombre en el Registro Civil por razón de identidad de género”. Igualmente, sugiere eliminar la exigencia de que el solicitante sea de nacionalidad española.

Mientras, el BNG va más allá del texto del proyecto de ley y sugiere en sus enmiendas que “toda persona de nacionalidad española o con residencia legal en el Estado español” pueda solicitar por sí misma ante el Registro Civil la rectificación de la mención registral relativa al sexo, incluidos los menores de edad “con capacidad suficiente para comprender el alcance de la modificación”.

Por otro lado, entre las enmiendas registradas por Más País, destaca la que ha presentado con el objetivo de penalizar con penas de prisión de uno a cuatro años las denominadas terapias de conversión de la sexualidad.

Enmiendas del PP y Ciudadanos

El grupo parlamentario popular propone suprimir la libre autodeterminación de género de la ley trans con el argumento de que ésta introduce “nuevos conceptos indeterminados que provocan inseguridad jurídica” y pide la comparecencia en sede parlamentaria de expertos que aporten su conocimiento en lo que atañe a esta norma.

Son 84 las enmiendas que este miércoles ha registrado el PP en el Congreso a la ley trans, con las que según esta formación quiere mejorarla con dos objetivos: el proteger a los menores de forma que cuenten con el respaldo familiar y médico para tomar la mejor decisión “en relación con su posible disforia de género” y el mostrar su rechazo a la autodeterminación de género.

De inicio, los populares ya plantean un cambio en el título para que éste sea “proyecto de ley orgánica para la igualdad real y efectiva de las personas LGTBI”, omitiendo el término trans y la frase “para la garantía de los derechos de las personas LGTBI”.

Propone asimismo suprimir todos los términos que a su juicio “oscurecen” la existencia “del sexo biológico”, de forma que quiere terminar con expresiones como “progenitor gestante” o “progenitor no gestante” y sustituirlas por “madre” y “padre”.

Elimina todo el capítulo relativo a la rectificación registral del sexo, los nueve artículos que legitiman la autodeterminación, el que arma el procedimiento para el cambio de sexo, la reversibilidad, el cambio para los menores de edad y la adecuación de los documentos.

El PP quiere, además, que cualquier tratamiento irreversible cuente hasta los 18 años con un informe médico que lo avale y se opone a que la atención sanitaria a las personas trans se realice conforme a los principios de no patologización, autonomía, decisión y consentimiento, entre otros.

Entre los artículos que quiere suprimir se encuentra también el relativo a la diversidad LGTBI en el ámbito educativo y elimina el capítulo del proyecto de ley relativo a las infracciones y sanciones.

El grupo popular ha registrado también la propuesta de comparecencia de expertos que aporten su conocimiento en la Comisión de Igualdad, una vez que la ponencia del proyecto de ley comience su actividad y pretende que el texto pase por el Pleno antes de salir de la Cámara Baja.

Por su parte, Ciudadanos propone en sus enmiendas que “en el supuesto de solicitudes por parte de personas menores de edad no emancipadas”, se deba informar de esta a sus representantes legales y se garantice, en todo caso, la madurez suficiente y que su voluntad es “meditada, firme y reiterada”. Además, añade que, cuando sea necesario el nombramiento de un defensor judicial, se informe al menor de las consecuencias y se estudie “de forma pormenorizada” su situación familiar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...