La ley del Ingreso Mínimo Vital queda definitivamente aprobada

Pleno del Congreso durante la sesión. (Photo: Europa Press News via Europa Press via Getty Images)
Pleno del Congreso durante la sesión. (Photo: Europa Press News via Europa Press via Getty Images)

La ley del ingreso mínimo vital (IMV) ha sido definitivamente aprobada este jueves con críticas a un proyecto considerado un fracaso por la oposición, porque no ha llegado ni a la mitad de los beneficiarios previstos inicialmente, aunque la norma se ha mejorado en la tramitación para ampliar su alcance.

Un año y medio después de que el IMV entrara en vigor como decreto ley, el pleno del Congreso le ha dado el visto bueno definitivo con 169 votos a favor, 98 en contra y 63 abstenciones.

Se han votado en bloque las enmiendas procedentes del Senado incluidas por el grupo socialista para excluir del IMV a personas que consten como administradoras de empresas, para que el patrimonio especialmente protegido de las personas con discapacidad compute a efectos de renta y para que se exima de la obligación de ser demandantes de empleo a personas que primero requieran de una inserción social, entre otras cosas.

La portavoz del PP, María Teresa Angulo, ha subrayado hoy el “gran fracaso” de una prestación que “no está cumpliendo el fin con el que nació” y que de 3.000 millones presupuestados en 2021 no ha llegado a ejecutar ni la mitad, además de que su solicitud supone un procedimiento “engorroso” que añade una forma más de exclusión.

La portavoz de Ciudadanos, Sara Jiménez, se ha quejado de que el Gobierno “haya hecho oídos sordos” a realidades como la de los jóvenes entre 18 y 22 años que no pueden solicitar el IMV aunque estén independizados y con familia propia, porque esta situación afecta especialmente al colectivo de inmigrantes y a la comunidad gitana.

Asimismo ha incidido en que tampoco lo pueden solicitar por separado dos familias si habitan en la misma casa, porque solo tienen derecho a una única prestación por hogar.

Por su parte, Genís Boadella, portavoz del PdeCat, ha criticado que los cambios introducidos en el Senado desmontan logros que se consiguieron en el Congreso, al eliminar la cuestión relativa a la búsqueda activa de empleo y al hacer computar el patrimonio protegido de las personas con discapacidad.

También por excluir del IMV a los autónomos societarios cuyas empresas no tengan actividad pero todavía consten en las escrituras como administradores.

El Ministerio de Inclusión ha destacado en un comunicado que la prestación está llegando ya a 824.000 personas, que esperan aumentar gracias a las mejoras aprobadas.

Esta ayuda, destinada a paliar situaciones de pobreza severa, se aprobó en mayo de 2020 con el objetivo de llegar a 850.000 familias y beneficiar a 2,3 millones de personas, una meta que todavía queda lejos y que ha obligado a hacer cambios en su diseño.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR