Lewis Pugh, la primera persona en nadar entre el hielo de la Antártida sin protección térmica

El nadador británico y embajador de los océanos de la ONU, Lewis Pugh, se ha convertido en la primera persona en cruzar a nado un lago antártico sin protección térmica.

Pugh logró esta hazaña la semana pasada tras sumergirse durante ocho minutos en las aguas heladas de la Antártida para recorrer 300 metros de un río que fluye bajo una bóveda de hielo en proceso de deshielo.

El nadador británico llevaba tan solo un bañador, unas gafas y un gorro de natación para hacer frente a los cerca de cero grados de temperatura a los que se encontraba el agua.

El también embajador de los océanos de las Naciones Unidas ha querido dar así un toque de atención y generar conciencia sobre los efectos de la crisis climática y el calentamiento global en las regiones polares del planeta.

“Estoy a salvo, pero totalmente congelado”, escribió el propio Pugh en su cuenta de Twitter tras completar el reto, para añadir que esta es la mejor manera de mostrar “los rápidos cambios que tienen lugar en las regiones polares”.